Calabozo

Calabozo

Las peores cadenas son las que nos imponemos.

Nuestra mente es nuetra cárcel.

Nuestros miedos, nuestros guardas; y nuestras debilidades, la conexión con la realidad.

La fortaleza absoluta es la peor condena, pierdes el sentido de que vives limitado.

Terminas volviéndote loco, felicidades, el mundo ya no es tu infierno.

Has pasado tú mismo a serlo.

Grita para arriba, ¿qué ángel esperas que te escuche?

Tonto humano, agradece que tienes consciencia de tu calvario pues la no consciencia es principio de la locura misma.

Con tus lágrimas amargas demuestras tu cordura.

¿No es sencilla la cuestión?

El dolor es expresión de inteligencia, incluso el perro apaleado te la muestra.

Una persona que vive sin dolor, no es una persona, es un demonio.

Y quien pretende vivir sin dolor, se tiene el calabozo reservado.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s