El cuento de la payasita arrogante

Créditos a Selene por el título.

Buenas lo que sea tengan, indómitos curiosos.

Se acercan las fiestas, y como tal es la víspera, necesito un motivo para reír y olvidar la horrible perspectiva de soportar el olor a cigarrillo de mis parientes. Creí que tendría suficiente consiguiendo los libros que he esperado por meses conseguir, más un bello manga llamado Trinity Blood, pero me equivocaba.

Revisando mi correo me di con una buena carcajada. La ignorancia y la arrogancia son cosas que por lo general no soporto, pero en esta ocasión mi única reacción ha sido reírme. No puedo evitarlo. Es tan… oh, mejor lo ven ustedes mismos.

“Las personas que viven en un estado de SPM crónico son un fastidio.

 

¿No podías, simplemente, mirar objetivamente y agradecerle a la persona que se haya tomado el trabajo y el tiempo para leer tu relato y dejarte un mensaje?; es válido que no estés de acuerdo con su opinión, pero a veces hay que ser un poco agradecido y diplomático con la gente que, mal que mal, trata de darnos su apoyo -en especial si se trata de esas autoras en cuyas notas finales nunca falta el patético “¿me dejan un comentario, por favor?”-. Por otro lado, es un poco contradictorio que una persona que dice tener la mente tan abierta como para aceptar que cada uno haga con su vida lo que se le de la gana, vaya con el dedito acusador, tratando de burlarse desde la soberbia por la forma en que los demás escriben o dejan de escribir. Tu actitud me recuerda a una amiga mía que solía hacer lo mismo, claro que en ella era una actitud justificable porque lo hacía cuando tenía cinco años.

 

Ante esto uno no puede dejar de preguntarse a cuento de qué se creerá tan superior una nena que se pasa la vida escribiendo sobre vampiros -disculpa la carcajada-, y apropiándose de personajes que otra persona con verdadero talento creó, poniéndolos en situaciones inverosímiles que solo pueden ser producto de una pendeja imberbe a la que le falta mamar mucha literatura clásica antes de ponerse a mirar a los demás por encima del hombro.

 

Sería más productivo que gente de esta calaña comenzara a ser un poco más autocrítica; tal vez de esta manera se ahorrarían el ridículo de hacer un papel tan triste como el tuyo.

 

En fin, las cosas que hay que ver…”

Pero la cosa no acaba ahí, mi buena gente. Como su servidora está ociosa, e increíblemente su melliza también, nos hemos tomado la tarea de wankear este comentario para su placer –más el nuestro, claro-. Les advierto que Sel no tiene pelos en la lengua, y yo llevo demasiado tiempo sin expulsar veneno. Es decisión suya seguirnos.

“Las personas que viven en un estado de SPM crónico son un fastidio.

 

¿No podías, simplemente, mirar objetivamente y agradecerle a la persona que se haya tomado el trabajo y el tiempo para leer tu relato y dejarte un mensaje?”

Candy: Para agradecerle a alguien haberme leído, tendría que haberme leído. En cambio, el sujeto aludido no dio más que una amplia muestra de ignorancia en lo referente a mi relato y tú me das una más grande y ofensiva pretendiendo lo contrario. Perdono la ignorancia si ésta es inevitable, pero la búsqueda incesante de ella me es repugnante.

Además, el sujeto no me dejaba mensaje a mí. Parecía más una manifestación de histerismo contra la falta de romanticismo. Fue una falta de respeto, de juicio y de sentido común habérmelo enviado. Por ende, no tengo por qué responder de igual manera.

Selene: Hablemos de tener SPM, querida 😀 veamos, ¿el tuyo es tan, pero tan intenso que te impidió primero LEER con detenimiento la soberana pendejada que tiene CERO productividad y utilidad no sólo a nivel argumentativo -está colmadito de falacias patéticas, investiga, querida, antes de rebatirme, ¿vale?- sino también en cuestión de utilidad? Digo, venirle a echar un rapapolvo del amor y no sé cuantas PELADECES ¿es decir una crítica constructiva y útil? Mi melliza acepta crítica, pero no esa clase de pendejadas que sólo es desperdicio de tiempo y espacio para ella, puesto que no tiene nada de productivo ni útil para la mejora de su relato. Es como si yo me acercara a un escritor de relatos de horror y le echara una cháchara de cómo el mundo sufre y que él sólo alimenta ese dolor. ¿Acaso pretenderé que me escuche? ¡PAMPLINAS!

Así que no, querida, esta persona sólo venía a joder. De lo contrario, le habría dicho cosas realmente ÚTILES a mi melli, y por eso si valdría la pena agradecer. De lo contrario, NO.

es válido que no estés de acuerdo con su opinión, pero a veces hay que ser un poco agradecido y diplomático con la gente que, mal que mal, trata de darnos su apoyo -en especial si se trata de esas autoras en cuyas notas finales nunca falta el patético “¿me dejan un comentario, por favor?”-.

Candy: Ahora sí quiero reír. ¿Te imaginas mi carcajada? Imagínate, Sel, ese montón de pavadas llamadas “apoyo al escritor”. ¿Y qué tiene de malo pedir comentarios? Yo me esforcé haciendo que no te sangren los ojos leyéndome. Por supuesto que espero un mínimo agradecimiento por haberte entretenido. No me alabes si no quieres, pero no pretendas que agradezca a quien sólo ha ensuciado mi listado de mensaje con su estrupidez.

Selene: *Suelta una carcajada estruendosa* A ver, a ver, tómate una pastillita sedante para que se te baje el malhumor y puedas leer. A ver, querida ¿estás mejorcita? Okey, dime, bella, ¿dónde está el “apoyo” de este FULANO hablador de porquería del amor y no sé que otras estupideces? Un verdadero mensaje de apoyo es aquel que te dice cosas ÚTILES, querida, cosas ÚTILES, como cosas sobre tu redacción, tu manejo de personajes, y cómo puedes mejorarlo, cosa que el sujeto aquel en ningún momento dejó. Sólo quiso lucirse con su sofisma patético sobre el amor. Así que discúlpame a mí por reírme de ese comentario, y disculpa a mi melli si no le da la perra gana de aceptar imbecilidades de tal calibre.

Por cierto, ¿qué tiene de malo pedir comments? ¿Acaso serás tan arrogante como para decir “no quiero comentarios, yo escribo para mi”? Bueno, si fuera cierto —cosa que dudo, porque la verdad, cuando publicas, tu corazón grita por saber si te leen—, bien por ti, pero no todos tenemos NI DEBEMOS pensar como tu arrogante persona.

Además, querida, creo que debes aprender a diferenciar las cosas. Uno puede pedir comentarios, pero eso no significa que tengas que aguantarte cualquier estupidez. Ubícate, querida, los autores no estamos aquí puestos por el gobierno para calarnos discursos histéricos de nadie, y mucho menos regaños de doñas nadie como tú. Así que tu lección es que pedir comentario no implica aguantar estupideces. Ergo, si me envían una estupidez como la que recibió mi melliza, tengo todos los derechos de hacer lo que me venga en gana con ese comentario. Hala, tu turno, corazón.

Por otro lado, es un poco contradictorio que una persona que dice tener la mente tan abierta como para aceptar que cada uno haga con su vida lo que se le de la gana, vaya con el dedito acusador, tratando de burlarse desde la soberbia por la forma en que los demás escriben o dejan de escribir. Tu actitud me recuerda a una amiga mía que solía hacer lo mismo, claro que en ella era una actitud justificable porque lo hacía cuando tenía cinco años.

Candy: No confundas las cosas, bonitas, que quedas aún peor -¿eso es posible a este punto?- Puedes escribir sobre lo que quieras, pero ninguna universidad ni lector promedio va a aceptar que le entregues un mamarracho incomible con la lógica agonizando en el suelo. Hay reglas en la escritura de la que nadie se salva. Si no las has seguido, a sabiendas de que está mal, ¿qué me impide a mí decir lo que me parece esto? Si pasaste la primaria, es tu culpa que te esté criticando por no haber aplicado lo que supuestamente aprendiste.

¿Peco de soberbia acaso porque no quiero leer tu mediocridad, tu absoluta obstinación por cambiar eso? ¿Peco de arrogante al decirte con motivos válidos mi opinión? Si me equivoco, me equivoco, pero dime dónde, por qué y cómo lo soluciono. Yo hago eso al poner a sujetos de tu calibre en evidencia. A tus fundamentos no los veo en ningún lado, por otra parte.

Selene: Como también es contradictorio que alguien como tú, que se la da de muy madurita, muy letrada o no sé qué otras cosas, se dé el tupé de andar juzgando a mi melliza por el oh tan terrible crimen de no querer aceptar que le den un rapapolvo falaz y patético sobre el amor. Además, ¿puedo saber dónde están tus obras de literatura clásica, para poderlas juzgar, evaluar y decidir si estás en condiciones de hablar como hablas? Porque tal como lo leo, estás insinuando que porque mi melliza no es famosa o súper letrada como tú —supuestamente— no tiene derecho a criticar otros escritos y trabajos. En ese caso, sólo tengo una cosa que decirte: PAMPLINAS, corazoncito.

Cada quien tiene derecho a criticar y a emitir su opinión de la obra de otros, siempre que ARGUMENTE, cosa que he visto que mi melli hace siempre que critica algo. En cambio, ni tú ni el tipín de la falacia del amor han argumentado en ningún momento. Tú has caído en falacias ad hominem —investiga el concepto primero antes de rebatirme, insisto— al juzgar a mi melli por su edad y diciendo que tiene SPM —y ándale, siendo tu mujer, ¿serás que no sufres nunca de SPM? Digo, hablas como si fueras la única excepción en el mundo que no sufriera de algo tan normal como la misma condición femenina—, y el otro sujeto sólo cae en sofismas patéticos al apoyarse en floridos gritos en pro del amor. Vergüenza debería darles a los dos, si te soy franca. Las falacias en las que caen los dos son atroces.

Ante esto uno no puede dejar de preguntarse a cuento de qué se creerá tan superior una nena que se pasa la vida escribiendo sobre vampiros -disculpa la carcajada-, y apropiándose de personajes que otra persona con verdadero talento creó, poniéndolos en situaciones inverosímiles que solo pueden ser producto de una pendeja imberbe a la que le falta mamar mucha literatura clásica antes de ponerse a mirar a los demás por encima del hombro.

Candy: Ah, ¿y tú sí tienes ese derecho? ¿Tú, quien es evidente no ha leído toda mi producción y cree que cada una es sobre vampiros? La que desde que esgrimió este “comentario” perdió toda credibilidad puesto que tengo cuentos que no tienen nada que ver con la fantasía. Pongamos las cosas en balanza.

Si tú no te tomas el trabajo de investigar al autor que criticas, ¿por qué yo me habría de reservar el derecho –la obligación, más bien, porque tu comentario no da otra cosa que risa- de hacer lo que se me venga en gana con tus palabras? Aquel sujeto también pecó de exactamente lo mismo, chillando que sólo escribo sexo sin amor -¡la primera vez que lo hago, además!-, promulgando alguna especie de estereotipo gay. El resultado es obvio.

Por cierto, reflexiona un poco mejor si regresas porque no soy la única que escribe fanfictions ni tampoco la única que publica algunos en TodoRelatos. Hasta hay grandes autores que se dieron a conocer primero a través del fanfictions –y no, no hablo de Paca Solar, que no le llega a ningún buen autor ni a los talones-, o que gracias a ellos han sabido desarrollar sus capacidades literarias precisamente al ponerse en la situación de interpretar personajes ajenos.

Los que dicen que los fic son una pérdida de tiempo total, por lo que a mí refiere, son una tanda de mentes estrechas, y la literatura es demasiado hermosa para eso.

Selene: Lo siento, aquí perdiste total credibilidad —la poca o nula que tenías, vale acotar—, no solamente por tu lenguaje —que contradice tu dizque postura de muy fina y letrada—, sino por lo arrogante y falaz que suenas. Digo, ¿quién te crees tú que eres? ¿Quién? ¿La Reina Isabel? ¿Dios? ¿El Papa? Digo, hay que tener BOLAS para decir esta reverenda PENDEJADA que acabas de escupir, y que te hace sonar como la perfecta cheer ardida e ignorante.

Insisto, muéstrame tus grandes obras de literatura clásica, corazón, deja de ser tan grosera y falaz, y al menos ten la cortesía de mostrar tus trabajos para que la gente los juzgue con parámetros válidos. Deja de lanzar tantas presunciones vanas y fanfarronadas que sólo te embarran más de lo que ya estás. Te pregunto una cosa ¿tienes sentido del ridículo? Porque yo no me sentiría orgullosa de escupir cosas como estas. Encima de que sales con insultos de niño de parvulario, ni siquiera argumentas ni sustentas tu postura, sino que te limitas a fanfarronear y a juzgar la vida privada de mi melliza. Patético y penoso, como toda tú.

Sería más productivo que gente de esta calaña comenzara a ser un poco más autocrítica; tal vez de esta manera se ahorrarían el ridículo de hacer un papel tan triste como el tuyo.

Candy: *se ríe a más no poder* Y dime, por favor, por bondad, dime ¿qué crees que has estado haciendo tú desde el inicio? ¿Mostrándome el camino de la luz, dándole su merecido a la malvada del cuento? Querida, tu mensaje está pavimentado, rellenado y decorado con la más obvia ardezón y falta de inteligencia.

No has argumentado, explicado ni dicho nada de valor. Sólo me has dado un enorme chiste. Por eso no eres otra cosa que una payasa y yo tu humilde público. ¡Chilla, bonita, chilla!

Selene: Esto es el colmo de la sinvergüencería y el descaro, amén de la ardezón y la arrogancia más asquerosa que me ha tocado presenciar. Te digo algo, me das pena ajena, porque sinceramente no pensé que tu idiotez llegase a este extremo tan indecoroso.

Primero te vanaglorias de ser alguien que al parecer no sufre de SPM —quizás un bicho raro que deberíamos llevar a algún laboratorio para que lo estudien—, y de ser muy letrada y al parecer, también te crees buena escritora. Déjame decirte algo, niñita: DAS PENA.

Has hecho el ridículo monumental escupiendo esta sarta de estupideces, y más aun, sintiéndote orgullosa de ello. Niña, si mi melli, según tú patética y penosa persona, hizo el ridículo por burlarse de un imbécil que vive en algún mundo multicolor donde sólo existe “el amor”, entonces no hablemos de ti, porque vaya, tu actuación y tu argumentación falaz me superan. Sí, me superan y no en el buen sentido de la palabra.

Mi mensaje para ti querida, es que te bajes de esa nube, porque en lo que concierne a mi melliza y a mí, eres una “doña nadie”. Eso, querida, eres NADIE, sólo una payasita patética ardida que hizo el papelón del año sólo porque a mi melli no le salió del forro bajar la cabeza ante el grito histérico del idiota romántico.

¡Oh sí, ya envíame a la inquisición por insultar a tan oh gran eminencia sabia y sensible de alma! Oh, “júzgame”, querida payasa, haz especulaciones de mi vida privada, porque no me da la perra gana tampoco de aplaudirle al tipín sus ridiculeces…

Sólo una tarada sin cerebro, ardida y sin criterio como tú aplaudiría semejantes pendejadas. Por favor, ya sácate la manita de donde sea que la tengas y aprende a leer y argumentar apropiadamente, ¿vale?

Candy: Y si todavía no lo haces, regresa al circo de donde saliste. Seguro que extrañan a su atracción principal.

Al resto, felices fiestas, y si aparecen con planes parecidos a la señorita Estefania, sería un estupendo regalo de Navidad para nosotras.

Anuncios

8 pensamientos en “El cuento de la payasita arrogante

  1. Comentario con respecto a esto: LMAO, en letras de neón.

    En serio… ¿Qué se creyó esa tipa para juzgarte de esa forma tan soberbia, arrogante y majadera? No pues, se creyó hija de un premio Nobel de Literatura o la reencarnación de Gabriela Mistral o Soledad Acosta de Samper (Es que ya Borges está muy usado), para decirte esa cantidad de soeces, disfrazadas de “crítica y defensa humanizada contra uno de tus críticos”. Lo dicho: Ya no le creo a la gente que habla bonito, porque como la de este caso, salen con HUEVONADAS como esta.

    ¿Es que no lee bien o se hace la loca? ¿No vio el comentario que dejó el “llorón amoroso” en tu fic, Candy? La verdad, semejante correo con semejante mensaje no tiene explicación. Yo pienso que es ella más bien la que tiene la SPM, porque se ardió toda por una cosa que ni siquiera tenía sentido. Sólo falta que ahora aparezca con su gafete de “Yo defiendo a los comentaristas, por más idiotas que sean”, bajo la excusa de “Deberías darles las gracias por dejarte un comentario, loser”.

    En fin, que gente tan pendeja como esta, siempre terminarán haciendo el ridículo, por más intelectualoides que presuman, delante de Raimundo y todo el mundo. O si no, que lo diga Claudia, a.k.a. “mansana enbenenada”.

    Buen msteo, mis adorables mellizas. Pero ahora me debato entre la indignación y la risa XD

    Me gusta

    • La verdad es que esta tia hizo el ridiculo del año. En serio, todavía no me creo lo que wankeamos, conejita. Es para darse golpes contra el teclado, porque me parece INVEROSIMIL que una imbécil pretenda juzgar a mi melli con semejante arrogancia -bien asquerosa y repugnante, por cierto- solo porque no le dio la perra gana de decir “amen” al marica ese bobalicon que chillaba histerico sobre el amor.

      Lo mas divertido de todo es que ella se cree no sé quien que domina el dificil arte de insultar y argumentar al mismo tiempo. Le salio el fucking tiro por la culata.

      Entre esto y otra gente que no mencionaré, no sé en qué iremos a parar.

      Besos a ambas.

      Me gusta

  2. A lo mejor soy inmune a la arrogancia -la mía propia debe actuar de escudo-, porque lo único que me ha molestado realmente es eso de andar insultando a las personas que crean fanfictions. Entonces no me está metiendo en saco sólo a mí, sino a grandes autoras cuya inteligente, madurez y humildad las hacen merecedoras del premio Nobel de la Paz, comparándolas con esta payasita. Hasta existen fanfictions que superan y con creces a muchas novelas que se ven en las librerías.

    Y aunque ya no tengo los ánimos para escribir fics, sigo admirando a esas personas que puedan dar una cara distinta de cierto personaje y aun así hacerlo ver como el personaje que se ve en el canon. Para tal cosa se necesita inteligencia y empatía, cosas ESENCIALES para cualquiera que pretenda escribir literatura.

    De resto, sólo puedo dar una sonrisita condescendiente al mejor estilo de Tilde Multrap y decir “como gustes, querida”. Y eso sólo para después estallar en carcajadas.

    Me gusta

  3. Anda que… la reaccion de Raymundo era absurda de por si, pero esta lo supera con creces xDDDD la verdad, si se hubiera molestado lo mas minimo en usar argumentos decentes (por no decir argumentos sin mas) habria podido ser un comentario muy a tener en cuenta. Pero esta visto que la gente solo sabe escribir bien para insultar de la forma mas idiotica posible xP (esto me recuerda a… Grindelwal, o algo asi? La autora del fic de Remus travesti, que solo enseñaba buena ortografia en los comentarios insultantes xDDD).

    PD: Por cierto… exactamente que significan los terminos “msteo” y “wankear”? Son palabras totalmente nuevas para mi, y aunque me hago una idea de lo que puede ser el primero preferiria tenerlo claro ^^U

    Me gusta

  4. Puedes llamarla Grindi simplemente, así la conocemos más.

    “PD: Por cierto… exactamente que significan los terminos “msteo” y “wankear”?”

    Msteo es cuando tomas un escrito, cualquier escrito, y haces intervenciones en medio de él con fines paródicos o de crítica. Wank por lo que entiendo es un artículo escrito específicamente hacia otra persona en el cual se denuncian sus faltas. Si mal no recuerdo “wanker” significa observador o el que vigila tus pasos.

    Me gusta

    • Permíteme unas correcciones, melli.

      En términos de Fandom Wank, que son los que usamos, “wanker” se refiere al “oponente”. Por ejemplo, nosotras wankeamos a la estupida de Estefania, entonces ella es la wanker. Generalmente cuando se cataloga a alguien de wanker es porque se da a conocer de una forma estupida o de plano buscando pleitos.

      Ahora, “wanka” es la persona que wankea y vigila a los wankers. En nuestro caso, nosotras somos wankas.

      Me gusta

      • Muchas gracias a ambas por las aclaraciones. El hecho es que a pesar de escribir fics desde hace mas de un lustro en realidad se poquisimo sobre los diversos fandoms y la terminologia que se usa en ellos.

        Respecto a Grindel…Ginder… Grindi xD well, siempre sera para mi una “Heredera de Perla Shumajer” xDDD

        Me gusta

  5. Vaya regalo prenavideño que llegó a tu correo, Candy. Me fascinó como Selene y tú hicieron puré a Estefanía, por tonta. Ella debe padecer SPM crónico, supongo, por que solamente así me explicaría un comentario tan idiota.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s