Relatos de la real vulgaridad y asquerosidad

Pytro: Ay no. Pensé que al menos llegaría a los 200 años antes de algo como esto…

Candy: ¿Y eso por qué? Muka ya ha estado por aquí y es menor que tú.

Pytro: Sí, pero no quería traumatizarme antes de tiempo *suspira* en fin…

Selene: ¿Y a quien te traes esta vez, mi mosha?

Adrien: Ese sería yo, señorita. Encantado de conocerle.

Selene: Ohhh ❤ tan galante y cortés. Veamos, Pytro, retoño mío, no te hagas el remolón. Todos mis retoños deben participar, quieran o no.

Candy: *murmura para sí* Y aunque no quieran, terminan queriéndolo.

Pytro: *Entra refunfuñando* Coño, mi vieja, ¿quieres que me vomite yo también con estas porquerías? *se le queda viendo raro al otro* Ehhh, usted me parece conocido de alguna parte…

Adrien: *lo mira de arriba abajo. Sonríe* No hemos tenido el placer de presentarnos antes. ¿Escuché que te llamabas Pytro? Un gusto *le estrecha la mano*

Candy: Querido, los únicos que vomitan son los lectores y ocasionalmente nosotras. Los personajes están a salvo, al menos en lo que respecta a sus estómagos.

Pytro: Eso no es lo que me han contado… *luego se vira al otro y le estrecha la mano, ligeramente vacilante* Bueno, un placer… ¿usted es? Carajo, viejo, usted me recuerda a mi amigo Muka. Clavadito a él, idéntico.

Selene: ¡Pytro! Respeta…

Adrien: ¿Muka? Hablarás de mi nieto. Vaya, no tenía idea de que estuviera ante un amigo suyo. ¿Su relación es muy estrecha, por curiosidad?

Pytro: ¿WHAT? *Los ojos se le agrandan* Me jode, me jode, usted no aparenta más de 200 años. Joder, otro como el profesor de Lógica aquel, que tiene 500 y se ve como de 200. Si, Muka es mi pana de alma, mi amigo desde que éramos niños.

Adrien: No habrán pensado que su profesor de Lógica era el único con una condición semejante en todo el mundo, ¿cierto? A lo largo de mi vida he conocido a al menos otras dos personas así.

Pytro: Mire viejo, no sé usted, pero eso de verse tan joven no lo tiene todo el mundo. Imagino que deben haber otros, pero yo sólo conocía al profe de lógica, que se ve y a veces hasta actúa como si tuviera 200 años o menos.

Selene: Bueno, bueno, más tarde si quieren pueden charlar, pasarse teléfonos y toda vaina. Nos estamos desviando…

Candy: Qué novedad… Presentando el relato de hoy, damas, caballos, lagartijas y quien sea que se haya colado, esta vez les traemos un relato gay *hurras del público* Que era tan malo que tenía que ser msteado *buuu colectivo*

El autor

La basura a mstear

Selene: Si fuera bueno, para empezar, no estaríamos aquí.

Pytro: Yo estaría follando a alguien o pasándola de puta madre en un club BDSM ahora mismo *suspira*

Adrien: ¿Cómo? ¿A tu edad y ya conoces clubs BDSM?

Pytro: Conozco los clubes desde que tenía… veamos, 170 años, sí. Más atrás, ya tenía teoría al menos.

Adrien: *se queda anonadado unos segundo. Luego estalla en una carcajada* Oh, santo Korr, a lo que ha llegado la juventud de hoy en día. Que se vayan al diablo las juntas de padres preocupados, ya no hay remedio para esto.

Pytro: Ándele ya, viejo, ahórrese los golpes de pecho. Seguro la juventud fue así desde siempre y recién se viene a dar cuenta *cruza las piernas desvergonzadamente* además, yo no tuve padre. Nunca, jamás lo tuve.

Adrien: Tal vez tengas razón pero cuando yo tenía 170 años, ni nos permitían entrar a esos clubes. Pobre del que demostrara poseer una gota de sadomasoquismo en su cuerpo. Era encerrado en institutos especiales con la esperanza de que se corrigieran sus malos deseos *suspiro nostálgico sin olvidar echar un vistazo a sus piernas* Lamento tu pérdida, Pytro. Pero por lo que aprecio, no saliste tan mal de todos modos.

Pytro: Son solo unos viejos idiotas que necesitan que les caigan a palos para que entiendan lo que son en realidad *se encoge de hombros* Y no, nunca tuve pérdida. Yo jamás tuve padre. Si lo tuve, jamás lo conocí.

Selene: SIGUIENDO con el tema, joder… pues os traemos lo de siempre: porno mal hecho y horrendo, digno de destriparse. Al autor, quien afirmó que las críticas buenas y malas son bienvenidas, pues que se aguante ésta, porque le viene con todos los hierros.

Y una nota especial para los lectores: las msteadoras no resistieron hilvanar el dramón con los retoños que las acompañan. No se sorprendan si hay renglones más largos de lo normal (sin contar lo explícitos…)

Candy: Presiento que lo dijo nada más por ser amable. Ojala me equivoque. Un loquito a la vez es todo lo que necesitamos.

Selene: Si por mí fuera, todos los locos estarían bien encerrados *reparte kits de supervivencia* Tengan, incluyen 30 bolsitas de mareo y pociones que milagrosamente evitarán que vuestros estómagos convulsionen.

Candy: *le dice aparte* Y algo de poción calmante para quitar tensiones. Ya sabes, por si acaso.

Selene: *parando la oreja demoníaca* De acuerdo, y como solemos decir siempre, ¡on with the bloody idiocy!

Joel, un oso bisexual: hora de comer

Selene: Sin comentarios. Ese título augura catástrofes.

Candy: Es el colmo de la vulgaridad cuando uno entiende lo de comer.

Adrien: Corríjanme si me equivoco pero ¿no se suponía que esto es un relato gay? ¿Qué hace un oso aquí?

Candy: Lo es. Oso, en la comunidad gay, es como se les dice a los hombres gordos y peludos.

Pytro: *Entre risotadas* ¡Se lo dije! Le dije a Myko que los habían más vulgares que yo. El que escribió esta mierda respalda mis palabras.

Selene: Querrás decir gordos y con piernas y brazos de gorila.

Candy: No sé ustedes pero yo veo un poco ofensivo distinguir a alguien únicamente por su falta de higiene y salud personal. Más fácil queda decir “¡eh, tú, panzón!”

Selene: Díselo al autor, que lo llamó “oso”. No sé, yo que él me guardaría eso para la privacidad como mote cariñoso.

Adrien: Por lo que he oído la línea entre lo privado y lo público se ve fácilmente obviada en cuanto la calentura toma el teclado.

Candy: No olvides entre lo creíble y lo absurdo.

Selene: Y entre lo sutil y lo vulgar.

Pytro: Y lo inteligente y lo rematadamente estúpido… NEXT!

Subiendo a mi piso no pudo evitar el arrinconarme en el elevador y mientras metía toda su lengua en mi boca, su mano libre se deslizo sencillamente por mi bermuda, para masajear mis nalgas, dedear mi ano y luego llevárselo a la boca… lo que propicio un buen beso entre ambos mientras llegábamos.

Selene: *Se embute de una vez la poción anti-vomitiva* Mejor no digo en qué cosas pensé…

Candy: *se da un buen trago de la suya* Dedear… no es una palabra aceptable. Ni por la RAE, ni por nadie.

Pytro: Recordando que los humanos no tienen tanta… esto, “libertad” de hacerlo cuando quieren, NO voy a pensar cómo salió ese dedo, NO quiero pensar *toma apresuradamente de la botella*

Adrien: Por qué será que sospecho que no quiero saber a lo que te refieres, Pytro.

Candy: Porque no quieres y punto. Continuemos, por favor.

Continuando con la historia real ocurrida entre Joel (un oso moreno, bisexual, buen amante, y de grandes bolas… ah y casado jeje) y mi persona.

Selene: Historial real esto y lo otro… ¡aburren!

Pytro: Mientras que no desprecio si tiene buenos atributos, el andarlos gritando por ahí como mujer en celo no me da una buena imagen…

Candy: No le veo lo gracioso a que esté casado, de verdad. Jamás comprendí cuál era la gran cosa que le veían algunos a engañar deliberadamente a sus parejas y dejarlos como pobres idiotas.

Adrien: Yo no aprecio en lo absoluto esa caracterización. Mejores las he visto en revistas como PlayKlowny.

Selene: Y el placer malsano que siente porque el otro esté engañando a su esposa, pero ya sabemos que esas menudencias no importan, porque estamos en el retorcido y colorido LALALAND del autor.

Candy: Ya para qué molestarse en decirlo, ¿verdad? Igual, tiene suerte de que esté casado y no con hijos además porque ahí sí que sería jodido el asunto. Aunque asumiendo la distorsionada lógica de estos mundos, a lo mejor acaban la esposa, los hijos, el oso y este sujeto en una orgía sobre un flan de chocolate.

Pytro: *Vuelve a tragar de la poción con desesperación* ¡ASCO! ¡ASCO, COÑO! Verga pana, pero ¡qué imagen mental MÁS ASQUEROSA me dieron!

Selene: ;___; y los pelos pegándose del flan… *bebe desesperada*

Candy: Vaya, y eso que fui suave.

Selene: ¿Suave? Nos diste imágenes nauseabundas ;_; sniff…

Candy: *le pasa de su poción* Mejor ni te digo en qué estaba pensando al inicio.

Adrien: Si tan sólo no hubieras incluido al oso, yo aceptaría encantado la escena. Como no fue así, al remedio *bebe de su botella*

Pytro: Siguiente ;_; por Korr bendito…

Días después de tan buen encuentro entre Joel y yo. Me excitaba la idea de volver a estar con él, lo que ocasiono unas cuantas pajas recordando las embestidas del placer que recibí ese sábado. Sin embargo no me era suficiente así que me digne a utilizar una técnica nueva para mi… cazar al oso con lo que más le gusta. Es decir, un buen culo y así lo hice.

Selene: De tanto sujetarse la verga o meterse dedo, ni se dio cuenta de lo bizarro que suena éste párrafo.

Pytro: “Días después de tan buen encuentro entre Joel y yo”… ¿QUÉ? Hace falta algo, porque tal como está, es una puñetera oración incompleta. Joder, ya ni yo en Lengua klownyana escribo tan mal.

Adrien: ¿Por eso protestas? Aprecio no haber estado cuando se reveló tan apasionado encuentro *se cruza de brazos* Quisiera saber cómo uno pone su propio trasero como carnada. ¿Pasea por ahí con pantalones que apenas dejan paso a la circulación o con faldas de colegialas? De hecho las faldas de colegialas mejorarían bastante esta situación *sonríe mirando la “falda” que lleva Pytro* Una clara demostración la tenemos aquí.

Pytro: *Se da cuenta de lo que le está mirando* Ah, viejo pervertido; ¿por qué será que siempre salgo “premiado”?

Adrien: Un joven que visita club BDSM desde los 170 no tiene mucha autoridad moral para juzgar las preferencias de los demás. No sé de qué te sorprendes. Ponerte esa ropa y mostrar las piernas es un obvio intento por llamar la atención.

Pytro: Mire viejo, no lo estoy juzgando. Los dos somos pervertidos, pero mi queja viene a que siempre los muy, ejem “mayorcitos” son los que terminan poniéndome los ojos. Desearía que me premiaran con un público algo más acorde con mi edad.

Adrien: ¿Para qué? ¿Para vivir una larga temporada de dramones inmaduros, lagrimitas y problemas que no deseas? Los que tenemos más experiencias podemos ahorrarte todo eso y además enseñarte cosas fuera de tu teoría.

Pytro: Edad no equivale a madurez, pero al menos no tendría que calarme un penoso espectáculo con los quejidos de que les duelen las coyunturas y las extremidades, sin contar las dentaduras postizas y otros horrores variados.

Selene: Bueno, bueno, retoños peleones, sigamos.

Entre mis ventajas es que Joel trabaja relativamente cerca de mi piso, aproximadamente a unos veinte minutos a pie por lo que acercándose la hora del almuerzo le envié una foto por mensajería BlackBerry de mi culo abierto donde se evidenciaba como me dedeaba el ano… Ocasionando una pronta respuesta suya en la cual me decía que había visto la foto frente a su jefe y no sabía como ponerse para no mostrar la erección que logro de forma inmediata con el pequeño estimulo que le envié.

Selene: Esperando, naturalmente, que el jefe no viera esa foto por casualidad.

Candy: O no importándole, porque bien se conoce que el deber de llevar el pan a la mesa es una menudencia tan nimia como la higiene.

Pytro: Y de paso se las tira de sifrinito… ¿a quién le importa la marca del celular donde le manda la foto esa?

Candy: Además lo pone en negrita en el relato. ¿Publicidad gratuita o intención de presumir?

Selene: Evidente intención de presumir, pero ve tú a saber si toda esta mierda es realidad.

Adrien: No lo es. Si cada persona que vivió algo remotamente interesante se hiciera escritor, ya no quedaría ninguna otra forma de arte en el mundo. Está ese dicho “el que ríe solo, de sus maldades se acuerda”. Pero si ríes a todo pulmón y en sitios públicos, sólo estás loco.

Pytro: *Se le queda viendo* Tiene razón, mi viejo. Por lo menos no ando gritando con quien follo ni doy detalles. A nadie le interesa esa vaina, sólo a mí.

Selene: Pero Pytro, no todos tienen sentido común ni del ridículo. Tampoco la inteligencia para entender que no todos lo miraremos con agrado por saber que anda enviando quien sabe qué fotos asquerosas al idiota de turno con quien folla por celular.

Adrien: No le critico eso. Es la total ausencia de credibilidad lo que me molesta. Para empezar, si se hallaba en el trabajo y se acercaba la hora del almuerzo ¿cómo se las arregló para tomarse esa foto si ser descubierto?

Candy: No menciona nada de que estaba en el trabajo.

Adrien: Entonces es un vago asqueroso.

Selene: De paso que estaba de ocioso, para terminarla de cagar.

Pytro: *Descruza las piernas desafiantemente* Este sujeto me ha superado en vulgaridad. Cuando alguien me insulte, mostraré esto para que vean que los hay mil veces peores que yo.

Adrien: Tú al menos tienes la excusa de ser joven y precoz. ¿Y él qué? Nada, es asqueroso y punto.

Pytro: a la hora de juzgar eso les importa un rábano. En fin, sigamos asqueándonos.

Sin embargo, una vez captado su atención le escribí lo siguiente:

 

(No recuerdo exactamente la conversa, pero en esencia es la trama)

 

Yo: – me alegra que te guste bello, y disculpa por el mal momento pero tengo ganas de invitarte a almorzar y me pareció una buena forma de saludar.

 

Joel: – Uy jejeje, no te preocupes. Me encanto la fotico. Y dónde quieres comer y qué?

 

Yo: – Pues tu delicioso guevo (o polla, como desees) en mi cama.

Selene: ;__; mosha… *rompe a llorar* ¿por qué? *se descarga al fin en la bolsa de mareo*

Candy: Es la conversación típica del escritor porno que piensa estúpidamente que mientras más vulgar, más sexy.

Adrien: Esos me repelen. No poseen el más mínimo tino para escoger las palabras ni el momento para usarlas *bebe de su poción y de pronto mira a Pytro* Déjame preguntarte una cosa, Pytro. ¿Sabes de la enfermedad que carga mi nieto y cuál es su comida favorita? Prefiero aclararlo desde ahora para que no hayan confusiones más adelante.

Pytro: *le hace un gesto con la mano* Ufff, hace mil años que lo sé. Me lo confió hace tiempo, pero ya teníamos full confianza. Bueno, y él también sabe cosas que yo tampoco diría, y que no son lindas, pues.

Adrien: *muestra una gran sonrisa dentuda* Es un alivio. Estaba empezando a darme hambre y no quisiera inventarme mentiras. No me place hacerlo *saca una botella de su bolsillo y se la bebe de una sentada* Mejor que cualquier poción, digan lo que digan los curanderos.

Pytro: Ejem, supongo que eso explica su misteriosa juventud *carraspea nervioso y vuelve a cruzar las piernas* Todo bien mientras usted no me mire como el siguiente aperitivo, ¿vale?

Adrien: Temo que ya es tarde para eso. Pero depende de a qué tipo de satisfacción te refieras *bebe otro trago*

Pytro: Mire viejo, no fui aperitivo de Muka y a él lo adoro. Menos lo seré de usted, que no lo conozco, por muy abuelito suyo que sea. Olvídelo, no es buen negocio ni buena idea.

Adrien: De acuerdo, veo que tendré que ser aún más claro. Muchacho, de ningún modo hablaba de comida. ¿Te contenta eso?

Pytro: *Se le queda viendo AUN más raro* Si es lo que creo que es, también olvídelo. Reprobé cien veces la materia de “sumisión”

Adrien: Tal vez tenías unos pésimos maestros *le sonríe de medio lado*

Candy: *aclarándose la garganta a lo Umbridge* Siguiendo la historia…

Selene: Cierto, antes de que comience a ver lunas de queso.

Candy: O de jamón y queso y se nos abre el hambre.

Selene: Si quieres le ponemos salch… mejor seguimos, que ya me está afectando el desvelo.

Joel: – Estas solo ahorita?

 

Yo: – Pues si… Vienes?

 

Joel: – Llego en veinticinco (25) minutos, tienes condones y lubricante?

 

Yo: – un par. Te espero amor.

 

Una vez culminada la conversa escrita por BlackBerry Messenger, me fui a duchar enjabonado muy bien mi zona perianal, en especial mi ano, testículos y pene. Me coloque una camisa a medio abotonar, unas bermudas y una sandalias.

Selene: Oigan, si no especifica en numerito y en letras no entiendo que son veinticinco minutos…

Candy: Un poco más de aprecio a los lectores. Y todavía tengo la mala sensación de que estamos ante una nueva estrategia publicitaria del Blackberry.

Adrien: ¿Qué más conforma la zona perianal que las tres cosas ya mencionadas? Por la forma en que habla parece sugerir una cuarta cosa desconocida. Tal vez haya una quinta.

Pytro: *Suelta una risotada* Joder, a mí me hizo pensar que no se lavó más nada sino eso… ¿y los sobacos? ¿Se dejó el pelo asqueroso?

Selene: P-Y-T-R-O….

Adrien: A lo mejor es calvo. ¿Por qué no? Ni que hubiera presumido de una extraordinaria cabellera. De hecho, por lo que sabemos, podría ser puro testículo y verga.

Candy: Sel, ¿dónde dijiste que guardabas el buen porno? Tengo que quitarme esa imagen de la cabeza

Selene: ;_; tengo un poco aquí en mi bolso infernal *le pasa un pack Gold de yaoi hardcore sin censura y porno gay* aunque si tan sólo pudiéramos tener algo de “live show”…

Pytro: Viejo, usted se arrojó una imagen mental MALIGNA *bebe del anti-vomitivo*

Adrien: Créeme que tu insinuación de olores corporales tampoco fue agradable.

Candy: Pero hasta que se dé… *mira el pack*

Adrien: *observando la portada de una de las revistas, con un Amo y su esclavo* Ya lo hice. ¿Tú, Pytro?

Pytro: *Se le queda viendo con cara de WTF* ¿Hacer qué, viejo? ¿Eso? *Señala la portada que el otro ve* Ufff muchas veces. Pero no cuento ni presumo. No soy como éstos idiotas *señala al autor del relato*

Adrien: A Korr gracias. Y no que te hiciera falta. Quien tiene una mirada como la tuya es sádico o ha salido de demasiadas peleas victorioso.

Pytro: Más o menitos, más o menitos. Tengo mis marquitas de guerra por ambas cosas, pero ha sido todo para bien *ligeramente presumido*

Selene: Veo luna de queso y con chorizo…

Candy: *conjura unas barras de chocolate mágicamente light* Te dije que ya me entraría el hambre.

Adrien: Eso espero. Me molestaría saber que mi nieto anda acompañado de malas influencias pero al parecer no tengo que preocuparme de eso.

Selene: *Suelta una carcajada* Oh sí, Pytro es el amigo que todo padre/madre de “moral y buenas costumbres” desearía para sus hijos…

Adrien: *se encoge de hombros* Para esa gentuza corriente mi nieto sería considerado un asesino de todas formas. Y yo, la semilla de todo su mal.

Pytro: Ptwah, gente estúpida. Por gente así soy lo que soy… ¡NEXT!

Casi media hora después recibo su llamada diciéndome que está llegando y que baje a abrirle la puerta. Cuando por fin lo veo me excito bastante el verlo. Llevaba un pantalón de lino gris plomo, camisa blanca pulcramente planchada, una corbata amarilla y sus hermosos lentes. Con una diminuta bolsa en la cual supongo traía un frasco de una pasta de chocolate llamada nutella.

Selene: *Se va en vómitos estrepitosamente por malas asociaciones*

Candy: Cuando me asqueo al leerte me asqueé más al leer lo que escribiste.

Adrien: *se toma un GRAN trago de anti-vomitivo* No sé qué fue peor. La selección de ropa o lo último.

Pytro: Mierda… *toma anti-vomitivo hasta vaciar la botella* Eso no se hace, cabrón. NO se hace. Esa Nutella y lo asqueroso de todo este relato me tienen al borde ya del desmayo.

Pytro: Tengo una pequeña duda: ¿el sujeto bajó vestido como estaba para recibirlo? O sea, ¿con esa camisita a medio abotonar y toda la cosa?

Selene: Algunos creerán que están en la playa o están pasados de ridículos exhibicionistas…

Adrien: Un mensaje desesperado, en mi opinión. Le da la idea de que está impaciente por deshacerse del resto y además de que hace mucho tiempo que nadie se lo quita.

Candy: Joder, querido, ni que estuvieras en Miami.

Selene: Y aun en Miami hay que tapar lo que hay que tapar. Sino te arrestan. Punto.

Candy: Cierto. Existe algo llamado “atentar contra la decencia.” Y si querías protestar por eso, vaya manera de hacerlo.

Pytro: Para lo que le servirá. Ya ni yo *cruza las piernas*

Adrien: Tú no atentas contra la decencia, muchacho, haces que la gente la ignore contigo.

Selene: Bueno, bueno. Sigamos asqueándonos con esta obra del premio Novel de Literatura

Subiendo a mi piso no pudo evitar el arrinconarme en el elevador y mientras metía toda su lengua en mi boca, su mano libre se deslizo sencillamente por mi bermuda, para masajear mis nalgas, dedear mi ano y luego llevárselo a la boca… lo que propicio un buen beso entre ambos mientras llegábamos.

Pytro: *Se lleva la mano a la boca por arcadas* ¡Maldito cabrón!

Adrien: Entre criaturas como nosotros no importaría pero eso no es válido para su raza *se acaba la poción anti-vomitiva de un trago y toma otro de su botella*

Candy: Sólo diré una cosa. GUA-CA-LA.

Selene: *Le da una palmadita a Pytro y le regala una botella nueva* ¿Por qué no advierten que hay insinuación escatológica en esta mierda?

Candy: Mejor aún. ¿Por qué no las publican en sus propios sitios?

Pytro: *Maldiciendo al autor en klownyano* ¡O que se metan sus malditas historias reales por el hueco del culo! NO queremos enterarnos, ¡NO! *Abre de golpe la botella nueva y bebe*

Adrien: Realidad no siempre tiene que ser igual asquerosidad. Ya hay demasiados hechos desagradables en la vida para que agreguen esos.

Selene: Sí, pero ve a hacérselo entender a esta cuerda de remamahuevos inútiles y secos del cerebro que piensan que vamos a decirle “¡ay tigres qué vidas sexuales tan emocionantes y excitantes tienen!”

Adrien: *se le queda mirando consternado* Si es lo que esperan, debo decir que contacto con la realidad es lo que menos tienen.

Pytro: Sí, pero de ahí a que entiendan esa vaina. Por cierto, ¿no vimos ya este párrafo asqueroso? Ah sí, en el maldito resumen de la “historia”

Selene: Que de historia tiene lo que tengo yo de dama fina y del buen decir.

Candy: Y yo de niña inocente.

Adrien: Y yo de caballero respetable y digno.

Pytro: y yo de alguien de “moral y buenas costumbres”; siguiente pendejada.

Una vez en mi casa como buen anfitrión le ofrecí agua, café o una gaseosa. A lo que me acepto un vaso con agua. Mientras bebía le baje el cierre del tiro e introduje mi mano en ese orificio que escondía la polla que tanto amor me ha ofrecido y la empecé a masajear por encima de su ropa interior sintiendo humedad en la zona donde reposaba su glande, simplemente alce mi rostro para verlo y me contesto:

 

Joel: – estoy lubricando desde la foto…

Selene: *Escupe* ¿QUÉ? ¿WTF?

Pytro: ¿Los hombres lubrican?

Candy: Con saliva, con semen, gel para el cabello. Con lo que tengan a mano pues. Pero lubricar tu ropa interior no parece muy acertado.

Pytro: No, estos son unos marcianos. Que yo sepa, son las hembras las que lubrican. Mojan la ropa interior cuando están excitadas. Nosotros cuando nos corremos… ¿pero durante la excitación? No joda, gran relato real

Selene: A menos que… *Siente ganas de vomitar* NO, NO, vade retro

Candy: De hecho, sí lo hacen. Existe el líquido pre-seminal pero eso difícilmente puede darse si el miembro está completamente erecto, cuando le queda poco por acabar.

Selene: y es una cosa muy, muy mínima. Este sujeto lo hace ver como si ya lo tuviera no sé, EMPAPADO

Adrien; Ni siquiera protestaré por eso. Quiero la inmediata destrucción de este relato. ¡Por lo menos tendrías la cortesía de redactarlo con las dos manos sobre el teclado!

Pytro: Viejo, concuerdo contigo. Me muero por caerle a patadas a quien lo escribió. Reventarle las pocas pelotas a punta de patadas y quitarle las ganas de escribir algo como esto

Adrien: ¿Después de tanto amor auto entregado? Ya deben ser dos bolsas llenas de polvo.

Pytro: Me da igual *gruñó* Sólo quiero hacerle pagar por esta mierda.

Selene: *Le da un codazo a su Ama y la llama aparte* ¿venía ya la “otra poción” en el pack de los retoños?

Candy: ¿Qué crees que tenía la nueva botella de Pytro?

Selene: *Mirada entre gatuna y diabólica* Vale, juju. Esperemos el live show.

Pytro: Oye mi vieja, ¿qué tanto chismorreas con tu novia?

Selene: Cosas de mujeres, retoño metiche ¬¬ siguiente.

Candy: Adrien, yo que tú buscaría una nueva poción. Están por allá.

Adrien: Temía que dijeras eso *se resigna a conseguirse una nueva botella*

Selene: O eso o vomitas la sangre que almorzaste. Tú escoges. Ahora es que sobra lo asqueroso.

Se dibujó una sonrisa perversa, picara y ansiosa en mi rostro y empecé a lamer la parte expuesta de su bóxer o calzoncillo hasta activar el mazo de carne que tanto me encanta y sentir como se alargaba hacia su lado derecho dibujando la silueta de un grueso tronco conocido por mis entrañas. Disimuladamente se apoyó en mi me sofá central mientras seguía lamiendo su pene hasta el mismo sacarlo de su interior saltando a mi vista una polla gruesa, deliciosa, olorosa a macho y con una buena cantidad de precum que le otorgaba un brillo especial a esa hinchada y gorda cabeza o glande.

Selene: ¿Mazo de carne? *Traga más anti-vomitivo*

Pytro: NO quiero enterarme de esos olores “a macho”. NO, NO, y más NO *Traga como desaforado* Mi vieja, pásame de esas revistas que tienes… la que incluye dulces sumisos sufriendo.

Adrien: *toma de su poción* ¿Por qué lamer la ropa? Olerla lo entiendo en cierta forma ¿pero lamerla? ¿Poner ESO en la boca? Lo siento, va más allá de mi comprensión.

Pytro: *Concentrándose en una foto de un sumiso con un consolador inflable empotrado en el culo* Y no pensemos si la ropa está limpia o no. NO pensemos en eso *Siente un calorcito y no precisamente por el relatito*

Adrien: *olfateando el aire* Y con una minifalda puesta haces eso…

Pytro: ¿Hacer qué? Sólo ando viendo la revista viejo, que estoy que me desmayo de las náuseas, carajo.

Selene: Luna ~~~~ queso ~~~~

Adrien: ¿Oíste una queja en mis palabras? Me disculpo *le sonríe* Por favor, continúa entreteniéndote. De ninguna manera quisiera que te desmayaras.

Pytro: Pero es que andas diciendo que hice no sé qué… *vuelve a sentir otro “calorcito” y aprieta las piernas cruzadas* Vaya. Tomaré nota de esto para mi próximo sumiso.

Selene: “Bóxer o calzoncillo”, “cabeza o glande”… ¡decídete!

Adrien: Yo los prefiero como esclavos asumidos. Menos charla, más acción. Claro que también suele involucrar más tiempo y dinero.

Candy: Cabeza y glande pueden valer como sinónimos pero tengo entendido que la ropa interior masculina o es bóxer o es calzoncillo.

Selene: Sí, pero sinónimos en oraciones separadas, no necesito tantas aclaratorias para saber que se refiere a la punta del miembro, por dios.

Candy: Tal vez el autor sí los necesita o se pierde solo.

Pytro: Menudo retrasado será. Lo mejor sería, insisto, que dejara de escribir. Más aire respirable para los demás *Sigue concentrado en otras fotos*

Adrien: Mi nariz no está tan afectada como mis ojos. Además no respiro. Lo que huelo, en cambio, no es para nada desagradable *mirada burlona a la falda de Pytro que ha comenzado a “deformarse”*

Pytro: ¿Eh? *Se da cuenta a donde le estaban mirando y cruzó la pierna encima* Bueno, viejo, no soy de piedra. Estoy viendo buen material. Al menos me siento un poco mejor que antes… *sonríe y sigue hojeando, esta vez un catálogo amplio de juguetes*

Adrien: Estimado Pytro, mostrarte tan preocupado porque te critique me hará pensar que crees estar haciendo algo malo y seguro no quieres eso, ¿verdad?

Pytro: En realidad no es eso lo que me preocupa *cierra la revista y lo encara* Sé lo que piensa, viejo, y créame, NO me vea para eso. No sirvo para estar a los pies de nadie.

Adrien: Ahí está otra vez ese hablar sin pensar. ¿Qué te hizo pensar que yo te quería como mi esclavo y no como un entretenimiento de una vez?

Pytro: NI lo uno ni lo otro. Olvídelo. Se llevará un fiasco del tamaño de una catedral.

Adrien: Creo que te subestimas. O sobrestimas.

Selene: Algo estábamos haciendo, ¿no Ama? ¿Qué era?

Candy: ¿Recolectar almendras para el invierno?

Selene: Asquearnos con esta porquería. Retoños, ya dejen el debate de titanes.

Empecé a lamer solamente la cabeza, saboreándola y succionando para extraer más de su interior mientras mi manos sacaba una bola y después la otra.

 

Joel: – Oh… que rico me la mamas bebe. Me encanta vale, Uff sin morder rey que es tuyo y debes cuidarlo.

 

Yo: – jeje. Disculpa… (Continúe mamado)

 

Empezó un movimiento circular mientras penetraba mi boca y me volvía loco de placer dándome duro que en momentos lastimaba mi nariz con la hebilla de su correa. Miraba hacia el techo y me penetraba tan profundo podía haciéndome babear como un perro por la comisura de mis labios mientras entraba y salía.

Candy: “Continúe mamando” un rayo. Continúa TÚ dándote el gusto en soledad viendo tu porno barata.

Selene: *Facepalm*

Pytro: *Niega con la cabeza* Yo morí y descanso en paz debido a la abrumadora profundidad y construcción de esos diálogos.

Adrien: Yo viviré un momento por algo bueno. Y no lo hallaré gracias a este autor.

Pytro: Sí, el momento en que coja esa correa y con la hebilla le destroce la nariz al que escribió esto.

Adrien: ¡Cuánta violencia! *bosteza ligeramente* Y qué falta de imaginación.

Pytro: *Lo mira de arriba a abajo* Mire viejo, tengo por norma no alzarle la mano a los mayores y respetarlos, pero no me busque. No soy ningún maldito cordero ¿entiende?

Selene: Ama… mejor nos alejamos del cuadrilátero.

Candy: *enciende la cámara* Estoy de acuerdo.

Adrien: Las amenazas funcionarán con los de tu edad, Pytro, y mi aspecto será engañoso, pero te sugiero recordar que no hablas con cualquier klowny. Si quisiera podría reducirte en menos tiempo del que te tomaría reaccionar. Yo tampoco soy ningún inocente y francamente tus pretensiones de matón me están irritando.

Pytro: Joder, estoy irritado por esta mierda de relato y usted que no deja de mirarme con esas ganas. Le dije de buena forma que no quiero estar a los pies de nadie. Ni por 5 minutos, ni 3 horas, NI UN PUTO SEGUNDO, ¿entiende? Pero no, sigue pendiente si se me para o no, y haciéndome indirectas… ¿quiere que esté feliz? *masculla una grosería*

Adrien: No soy el primero ni el último que te va a ver con ganas y, de todas formas, lo único que he hecho ha sido verte. ¿Es un crimen acaso?

Pytro: No lo sería sino fuera su maldita insistencia en que le gustaría que yo estuviese a sus pies, viejo. Eso en realidad es lo que me tiene hasta el culo, no joda.

Adrien: *se ríe* ¿Y en qué momento dije específicamente que te quería en esa posición? El único que ha insistido en el tema eres tú y estoy empezando a preguntarme si tanto enfado no es más que una fachada.

Pytro: *Ya a punto de tener una migraña* Hágase el inocente ahora, viejo verde. Cada vez que le digo que no, usted sale diciendo “ay te subestimas” *parodia el tono de Adrien* “no tuviste buenos maestros” y blah blah blah… ¿y eso que es, pedazo de idiota? *Se acerca a él y le gruñe* Y usted no tiene ni puta idea de por qué soy el que soy… ¡así que deje de juzgarme por una vez en su puta vida!

Adrien: Para responderte tu pregunta, digo nada más que la verdad. Este show tuyo no hace más que demostrármelo *se le queda viendo seriamente* Siento que tuvieras malas experiencias, Pytro, de verdad que sí.

Pytro: No necesito su maldita compasión, idiota. Sáquese sus ideas raras de la cabeza.

Adrien: No es compasión, es lástima. Tan buen material echado a perder.

Pytro: *Con los ojos vidriosos de rabia y odio* Igual, métasela por el culo. No la necesito. Guárdesela para usted.

Adrien: *le pone dos dedos sobre la frente y lo empuja hacia atrás* Algunos dirían que el desafío sólo te hace más atractivo y tendrían razón. Eres divertido, Pytro, de cierta forma.

Pytro: ¡Pero quién carajo se cree! *Le da un violento empujón y lo envía varias sillas lejos* ¡DEJE DE JODER, ANCIANO SENIL SIN CEREBRO!

Adrien: *se levanta tranquilamente, arreglándose las ropas* Te lo advertí *rápidamente deja al más joven en el suelo, manteniendo una rodilla sobre su espalda y ambos brazos sujetos* ¿Todavía sientes deseos de fastidiarme? *apretándole los antebrazos*

Pytro: *Forcejeando como un animal acorralado, sacando más fuerza por la desesperación* ¡Suélteme! ¡Usted empezó, viejo decrépito!

Adrien: Y ahora la termino *lo mantiene contra el suelo* No sé qué te ha pasado pero esa no es razón para humillarte de esta forma. Por tu propia dignidad te sugiero calmarte o sólo será peor para ti.

Pytro: *Le clava un mordisco fuerte en un brazo* ¡Sólo suélteme, maldito infeliz! *Comienza a tener MUY MALOS RECUERDOS* Suélteme, es usted igual a esa rata…

Adrien: Chiquillo inútil, como si eso fuera a detenerme *se levanta y le alza del cuello de la camisa, sólo para darle un bofetón que lo envía hacia un rincón* Imbécil… ¿ya olvidaste que ninguna herida nos afecta?

*En el fondo del escenario*

Selene: Joder :S ¿desde cuándo las pociones desinhibidoras vuelven tan agresivos a los retoños?

Candy: Desde que los hicimos agresivos. La poción saca a la luz su verdadero yo, no lo endulza.

Pytro: *Se soba la mejilla lastimada por el golpe y se limpia la sangre que le brotó del labio* Sólo manténgase bien lejos de mí, maldita rata de alcantarilla, basilisko repugnante… *entre siseos y sentándose lejos, muy lejos*

Adrien: ¿Rata? Muchacho, desde el momento en que te vi no he sido más que honesto contigo. Tú eres quien pretende provocarme ¿y tienes la audacia de sorprenderte cuando recibes tu merecido? Vaya, eso es a lo que yo llamo ser un idiota.

Pytro: No seguiré discutiendo con usted *entre dientes* es obvio que nunca entenderá quien empezó toda esta mierda y quién sacó el temita a colación… *mira en derredor buscando a las otras dos para acabar el relato y largarse*

Candy: Awww, yo quería yaoi.

Selene: Con esa agresividad lo único que tendremos es que llevar a Pytro al hospital >.< ¿tú que dices, bajamos? ¿O vemos qué piensan hacer?

Candy: Dales un momento.

Adrien: Te recuerdo que tengo un excelente oído *vuelve a sentarse* Y no habría tenido necesidad de tocarte si no actuaras como un pequeño patán.

Pytro: ¿Va a seguir? *sigue hablando entre dientes y siseando* Igual usted ya tenía su idea de tocarme… ¿cuál es la maldita diferencia?

Adrien: La diferencia, condenado chiquillo, es que yo no te hubiera hecho daño. Si pensaste lo contrario no fue porque te lo dije. Tú, por otra parte, me atacaste.

Pytro: Sí que me hubiera hecho daño. Tenerme en el suelo es hacerme daño. No significa otra cosa *escupió con desprecio*

Adrien: Obviamente no tienes idea de lo que hablas. Klownys mucho más dignos que tú han rogado por estar en el suelo y les ha encantado.

Pytro: ¡POR QUE A ELLOS NO LOS HA VIOLADO SU PROPIO PADRE! *gritó histérico* No saben lo que es tener a un viejo asqueroso y maloliente enculándote y reventándote, obligándote a que sientas placer… ¡obvio, usted y esos “klownys dignos” NO SABEN NADA! ¡NADA! ¡NADA! *Se cubrió los ojos y rompió a llorar como pocas veces lo había hecho en su vida* Qué saben ustedes de eso…

Adrien: *dice para sí* A veces me asombra mi propia intuición *saca un pañuelo de su bolsillo y se lo ofrece* ¿Y te crees que eres el único al que le ha pasado? Debo informarte que degenerados como tu padre sobran en este mundo y sus hijos logran salir adelante; simplemente viviendo, no pretendiendo que no sienten nada.

Pytro: ¿Qué demonios sabe usted de mí? Usted no sabe nada…. y no, guárdese su maldito pañuelo *sigue con la cara cubierta* aléjese de mí, usted no entiende nada, nunca lo sabrá. Nunca le han roto el culo hasta sangrar. Nunca lo han molido a golpes por respirar. No sabe NADA, así de simple. Usted sólo me juzga solo porque no me da la gana de decir “oh si me encanta estar en el piso y que me vuelvan mierda y me humillen”.

Adrien: *comienza a enojarse de nuevo* No. En su lugar he sido perseguido, dado por muerto, maldecido y golpeado hasta perder la consciencia por no ser un mortal común y corriente. Cazadores de cuarta juraron acabar conmigo y mi familia. Mi hijo murió por causa de ellos. ¿Y tú vas a decirme que no entiendo de rencor o de miedo? ¿Tú, un niño que ni siquiera puede levantar la cabeza?

Pytro: ¿Y a usted le encantaría entonces que lo llevara a cenar con personas así como la que usted menciona? ¿Cómo las que mataron a su hijo? ¡Entonces entienda que para mí esta mierda de estar en el suelo es algo que sólo me recuerda esto que viví a los 150 años!

Selene: *Facepalm y comienza a reunir kit calmante para Pytro* por si acaso.

Adrien: *le agarra de la nuca para obligarle a verle* Si no he podido superarlo, si no he seguido adelante ¿te crees que soportaría siquiera la idea de estar en el mismo espacio que tú? De ser así hace un buen tiempo te habría clavado los dientes, nada más para estar seguro. ¡No puedes vivir lloriqueando y lamentándote toda la vida como un maldito mártir! ¡Mírate, demonios! Esa actitud tuya no te beneficia

Candy: Sel… recuérdame que la próxima vez traigamos pociones de lujuria directamente.

Pytro: *Al sentir cómo lo agarraban, el rostro de Adrien cambió y en cambio vio claramente el de su padre. Casi, casi le pareció escuchar su voz áspera regañándolo por sus quejidos. Por un micro-segundo, extravió la mirada como siempre solía hacer para no mirarlo a los ojos* ¿Entonces qué está esperando, viejo? *Dijo entre dientes, forzando una sonrisa falsa* Venga, que aún tengo erección de sobra. Hágame lo que le parezca y enséñeme qué lindo era lo que mi padre me hacía y no supe disfrutar ni apreciar…

Adrien: *lo libera* Yo no soy un vulgar calenturiento que toma cualquier miga que le arrojan. Y sin duda no soy tu padre. Tomaré en serio lo que estás mascullando cuando tengas las agallas para mirarme de frente.

Pytro: *Permaneció en silencio unos segundos, con la mirada baja y el pelo rubio ahora cubriéndole la cara. Se llevó las manos al rostro lentamente y secó las lágrimas. Tras volver a recogerse algunos mechones rubios, volvió a alzar la vista* considérese afortunado. Sólo Muka me ha visto en esta forma tan vergonzosa *Clavó sus ojos rojos en Adrien* Y usted, que me ha traído a este extremo sin mi consentimiento… ¿ahora se va a quedar ahí haciéndose el digno? ¿Acaso no va a demostrarme que es un “oh gran maestro” en materia de sumisión y a hacerme olvidar a punta de erecciones lo que me pasó exactamente hace 35 años atrás? ¡Responda!

Adrien: Si así es como quieres las cosas, me parece bien *le da un bofetón que lo envía de vuelta al suelo* Tan sólo recuerda que pudo ser por las buenas pero tú lo preferiste de este modo *le alza nuevamente agarrándole del cuello, sonriendo burlonamente* No te preocupes. No me atrevería a hacerle un gran daño al mejor amigo de mi nieto.

Pytro: *Rezonga de dolor por el golpe y ahora por como lo tenían agarrado. Le llegaron de golpe más “recuerdos” que trató de ignorar a duras penas* ¿Qué más da? De ninguna de las dos formas me agrada. Queda de usted hacerme cambiar de idea.

Selene: *Dándole un codacito a su Ama* Creo que ya se reconciliaron XD

Candy: Ya venía siendo hora.

Adrien: De acuerdo *lo libera* Empecemos por el inicio. Ya sabes qué posición espero.

Pytro: *Tras vacilar unos instantes, se le arrodilla en frente. Obvio, estaba tenso e incómodo*

Adrien: *complacido* ¿Lo ves? No hay dolor. Ahora, en cuatro acompáñame hasta mi asiento.

Pytro: *Con la mandíbula tensa, camina a gatas junto a donde originalmente se sentaba Adrien*

Adrien: Bien. Repite después de mí: “estoy listo para aprender, mi Señor.” Vamos, es una frase simple.

Selene: Coño, coño, coño, ¿dejaste la camarita activada? Eso no me lo pierdo, carajo

Candy: Con zoom activado y micrófono sensible instalado.

Selene: XD Es que Pytro diciendo eso, es para la posteridad.

Pytro: *Traga con dificultad. No era tan simple, demonios* “E-estoy listo para… aprender, mi… Señor…”

Adrien: *le acaricia la cabeza suavemente y le delinea el rostro con delicadeza* Di “por favor, enséñeme, mi Señor, a ser su esclavo.”

Candy: *conteniéndose la risa* Si Muka viera esto le daría un paro cardiaco y de por sí apenas su corazón se mueve.

Selene: No te quepa duda, joder. Kiro se muere de un infarto y Myko tendrá que tomar poción de freizhen zambye XD

Pytro: *El toque se sintió extrañamente bien, pero todavía no estaba del todo cómodo* “P-por favor, enséñeme, mi Señor… a… *por un segundo se le atora el habla, como si se negara a pronunciar aquello. A la final tuvo que forzarse* … a… ser su esclavo…”

Adrien: Quítate la ropa. Deseo ver si el resto de tu cuerpo es tan agradable como tus piernas

Selene: Now talk about live show… :P

Pytro: «No, demonios… » *No dejaba de temblar mientras se quitaba el traje de encima y se quedaba en calzones y botas* «Algo me dice que debí quedarme en la cama hoy… » ¿A-así?

Adrien: La ropa interior sigue siendo ropa. ¿O prefieres que yo te la saque?

Candy: Sel, ¿cómo es que siempre uno de nuestros retoños acaba en cueros tarde o temprano?

Pytro: *Se mordió el labio para aguantarse un mohín de disgusto. A regañadientes se quitó todo, todo. Incluyendo las botas* ¿M-mejor?

Selene: Yo no sé *se hace la idiota* pero como relief funciona excelente XD

Candy: Nadie lo discute.

Adrien: *asiente cabeceando* Date la vuelta e inclínate un poco para que pueda ver bien.

Selene: Diablos, esto tiene que quedarse grabado para la posteridad. Ahora el matón Pytro, arrodillado como perra XD

Pytro: «Demonios… ¿para qué abrí la bocota? » *Seguía rezongando para sus adentros mientras se giraba y se colocaba a gatas, con el trasero totalmente expuesto. Cerró los puños con fuerza, aun sin relajarse*

Adrien: *le acaricia el trasero suavemente, masajeándole* ¿Eres virgen por este lado, Pytro? Obviamente no contamos a tu padre.

Pytro: No exactamente, pero no es, ni será mi rol favorito. Lo he evitado tanto como me ha sido posible.

Adrien: *redondeando la pequeña entrada* ¿Muka pasó por aquí?

Pytro: *Traga en seco antes de contestar entre dientes*… Sí.

Adrien: Debes realmente adorarlo *de improviso, le dio un azote no demasiado fuerte a la nalga* ¿Y él te nalgueó alguna vez? Tienes que admitir que cuando se ven carnes como las tuyas nalguearlas es lo primero que viene a la mente.

Pytro: No. No me gusta que me nalgueen *Más malos recuerdos vienen a su mente* Él sabe y entiende la razón.

Adrien: Ah, también debe quererte *le nalguea otra vez para luego estrujar las nalgas. Vuelve a sentarse* Súbete a mi regazo.

Pytro: *Vuelve a hacer un mohín de disgusto, no sólo por el azote sino ahora por la idea de exhibirse. Con los dientes apretados y los labios contraídos, se sienta en las piernas de Adrien*

Candy: *le murmura a la otra* Soy la única que está pensando que son endemoniadamente lindos ahora, ¿verdad?

Selene: No señor *La otra con cara de babosa* pecaminosamente lindos, diría yo

Adrien: *tocándole delicadamente las piernas* ¿Ahora qué te molesta? Has estado exhibiéndote desde que llegaste. ¿O vas a decirme que la minúscula falda era porque te hacía calor?

Pytro: No es lo mismo exhibir una parte de tu cuerpo y porque quieres, que exhibirte todito sin tu quererlo *masculló*

Adrien: ¿Y? No veo cuál es el problema. No necesitas que te digan que tienes un cuerpo hermoso *redondea los músculos del pecho y se lleva un dedo a la boca. Luego de lamérselo recorre con él la aureola de uno de los pezones* Deberías estar orgulloso de él.

Selene: ¿No te apetece ver el live show de cerca? Con esto si vale la pena mstear

Candy: *convoca un par de sillas bien cómodas y más gaseosas* Vamos pues.

Pytro: P-pero no me gusta exhibirme si así no lo decido yo *Se pone aún más pálido al ver venir a las otras dos* ¿Y dónde diablos estaban ustedes?

Selene: Retoño gruñón, eso no se pregunta. Hum *hace mohín de molestia*

Candy: Por allá, en la luna, buscando pepitas de chocolate.

Selene: Y trozos de queso, de paso *lo mira feo* Hum. Continúen el show, que este msteo tiene que seguir. Bastante ya alargamos la cuestión.

Adrien: Hasta olvidé dónde nos quedamos. Bueno, algo bueno tenía que salir de esto *le pellizca suavemente el pezón*

Pytro: *Resoplando por el aguijonazo de calor que le subió* Ah sí, next *no ve el momento de salir corriendo*

Joel: – bebe paremos voy a correrme… por favor…

 

Obedecí como niño bueno y me levante para besarlo, rozando su húmeda y tiesa polla con mi bermuda mientras le afloje un poco la corbata y empecé a desabotonar su camisa enseñándome cada vez más ese rico y muy velludo pecho que se gasta mi oso favorito. Su mirada era impactante, la malicia de querer desgarrarme el ano era más que evidente, pero podría decirse que había un juego sado masoquista, pues yo deseaba ser desgarrado por él.

Selene: Pecho de gorila… *Traga con desesperación* DO NOT WANT!

Candy: Sel, porque en serio ya perdí la cuenta de lo que es este relato, ten la amabilidad de recordármelo ¿en el resumen o el título o en algún lado esto advertía que habría amor hacia los osos?

Selene: Para nada. El resumen era en realidad una oda al escato.

Candy: Entonces vale decir *trae el megáfono* ¿¡Qué carajo te costaba advertir sobre los malditos osos aquí!? ¡Algunos preferimos a los lampiños!

Pytro: *Hace una mueca de asco* Por un momento pensé en esa cantidad de pelo… ¿cómo puede gustarle eso? Para eso dejo que me fornique un oso de verdad

Adrien: *le da un tirón no precisamente suave* No sugieras asquerosidades que luego este aficionado se le da por experimentar con eso.

Selene: Y peor, seguro querrá contar su experiencia aquí >.<

Candy: Y adivinen a qué par traeremos y qué trasero pagará por ello.

Pytro: Algo me dice que no me quiero enterar.

Adrien: Te diría que no reprimas tus comentarios sólo por tener el placer… pero de verdad no quiero leer zoofilia así que modérate.

Selene: NADIE quiere leer zoofilia, querido, y menos cuando vienen a decir “la historia real”.

Candy: ¿Pueden detenerse ya? Me van a hacer devolver mi cena.

Selene: Ops. NEXT

Joel: – bebe vamos para tu cuarto anda. Quiero comerte rico.

 

Yo: – vale amor… es hora de jugar mucho más jeje.

 

Joel: – jeje que pícaro eres… Me encantas chamito (joven o crío).

 

Yo: – tú también (agarrándolo de su polla y conduciéndolo a mi cuarto).

Pytro: … un minuto de silencio por las comas.

Adrien: Los diálogos serían mucho más digeribles si los acompañara una buena narración. Ahora la escena no tiene nada de desagradable pero la presentación la vuelve espantosa.

Selene: La primera, tal como se lee, pareciera que hablara de beber-ir al cuarto-comer. Hay una gran diferencia entre “bebe” y “bebé”, pero supongo que por escribir con la polla no reparó en eso. Además, eso de “ay bebé” esto y lo otro es… ¡¡¡ERGH!!!

Candy: Autor, si quieres escribir guiones para películas baratas hazlo… pero no las llames historias, por favor. No insultes al público, aunque insultar la decencia bien te resulta inevitable.

Pytro: Y de paso las retinas de uno. Por cierto, ¿la polla le habrá crecido a un metro de largo? Joder, que el otro lo condujo agarrándolo allí

Candy: Tal vez le ató una correa y lo condujo tirando de ella *mirando significativamente a su vampiro*

Adrien: Se me olvidó mi equipo en casa, lo siento.

Selene: *Chasquea los dedos* De la que se salvó.

Adrien: ¿Ves lo que hace tu orgullo desmedido, Pytro? Haces que todos deseen vértelo reducido.

Pytro: Sí claro, pero TODOS aquí lo tienen bien alto. Sólo yo tengo que ponérmelo bien bajito *sarcástico e irritado*

Adrien: Pero no todos nos gruñimos como lobos peleando por un pedazo de carne. Ahí la diferencia *mueve las piernas de Pytro para que las tenga abiertas sobre las suyas* Además, eres más agradable así.

Pytro: *Masculla una grosería. Comenzaba a sentir cosas raras por dentro, sin contar su entrepierna cada vez más endurecida* ¡Oiga! Joder el orgullo no es buena idea.

Adrien: Olvidarlo de vez en cuando tampoco *empieza a darle… hum ayuda manual*

Selene: Esto definitivamente valdrá todo el dinero de esta tierra. Hum. NEXT

Al cerrar la puerta de mi cuarto se quitó los zapatos y la camisa dejando la corbata y los pantalones con su polla dura al aire. Me acerque e iniciamos una acalorada y muy pasional ronda de besos con todas nuestras fuerzas. Metía su lengua en mi boca, la chupa, le metía la mía, me la chupaba… los gemidos eran evidentes pues acariciaba la punta de su pene con mi pulgar patinando prácticamente el mismo sobre su cabeza, gracias al precum que seguía emando por la polla de mi rico oso… se arrodillo para besar mi barriga y bajarme las bermudas y ropa interior.

Selene: ♪ Me-me-mete y saca. Sa-sa-saca y mete…

Candy: *con la voz chillona del autor* ¡Ay, todos se creen críticos ahora! *revolviendo su té con la cuchara del té en la tacita llena de té*

Pytro: *Suelta una risita entre dientes* ¿Y ahora practicarán una nueva modalidad de patinaje? ¿Dick-skating?

Selene: ¿”emando”?

Candy: Con todo el precum que se saca ese tío podría venderlo por litros.

Pytro: Entonces es fijo que estamos en un relato de mutantes. Por cierto, ¿soy yo o eso de “barriga” sugiere que el otro es panzón y desagradable?

Adrien: *nalgada* ¿Que te dije sobre las ideas asquerosas? A este paso harás que el autor quiera escribir un relato sobre dos osos.

Pytro: ¡Pero viejo, es la verdad! ¡Da a entender esa vaina!

Adrien: ¡Y que es un inútil para escribir también pero no es necesario decirlo!

Selene: Por eso insisto, prefiero algo ficticio bien trabajado que algo “real” y escrito con la polla.

Candy: Real o fantasioso, me da lo mismo *musiquita dramática* Yo sólo quiero recuperar mi dulce inocencia, cuando todavía creía que todo principiante que se anime a publicar tiene algo de talento oculto en su interior *lágrimas de cocodrilo por el destino de la literatura*

Selene: ya, Ama ;_; yo voy buscando algún lago de magma donde arrojarme porque no creo que recupere mi fe en la humanidad

Candy: *musiquita nostálgica* Oh, esos días se han ido, se han ido, ido, ido, ido.

Pytro: Sólo tengo que decir una cosa… ¡NEXT!

Joel: – que rico. Hueles a bebe… eres mío?

 

Yo: – hoy soy todo tuyo amor. Disfrútame.

 

Joel lamia mi pene chupando desde la cabeza hasta la punta, alternando una chupada con mis bolas… una vez lubrico mi pene de forma considerable, que me permitió sentir el frio justamente allí al tener el aire contacto con mis genitales, se sentó en el piso, arrecostado a mi cama, llevándome hasta el haciendo que me abriese y quedase mi culo sobre su cara. Primero me besaba las nalgas mientras me masturbaba, después paso su lengua entre el pliegue de amabas y lamia lo más superficial de mi culo.

Pytro: ¿Oler a…? *Se baja violentamente de Adrien y va corriendo a buscar la botella de anti-vomitivo para tomársela con desesperación

Candy: ¡Pedofilia! ¿No puede reportarse este relato por eso?

Selene: Técnicamente no, a menos que esas insinuaciones de pedofilia estuviesen a lo largo y ancho del relato… pero ciertamente pudiera reportarse por mala ortografía y pésima presentación, entre otras cosas

Pytro: *Tragando anti-vomitivo* Lo siento, pero no pude soportarlo. Eso de “oler a bebé” me fue nauseabundo. Repulsivo.

Adrien: Tranquilo, lo entiendo *verde del asco, se toma de su poción también. Suspira* Mejor ni pregunto si al menos el oso se limpió todo lo que es necesario limpiarse, ¿verdad?

Pytro: ¡JA! ¡Mire quien habla ahora de dar ideas asquerosas!

Adrien: Tienes razón *se toma más de la poción* Aunque no sé qué tanto puede protestar alguien que acumula tanta sangre debajo. Ven, eres lo único que sirve para distraernos a todos.

Pytro: *Gatea hacia Adrien y se vuelve a sentar en su regazo* Está disfrutando esto, ¿no?

Adrien: *rolleye* ¿Qué te dio esa impresión? *lo abraza más fuerte, dejándole sentir que sí le gustaba a su cuerpo* ¿Esto contesta tu pregunta?

Pytro: *Resopla; se siente agradable nuevamente, pero aún le incomoda sentirse desnudo y exhibido de esa forma* Supongo que sí.

Adrien: *le acaricia la nuca en un intento de calmarle* Abiertas las piernas, como estaban antes.

Pytro: «Mierda… » *Vuelve a abrirlas de par en par, sonrojado y con el calor recorriéndolo* Oiga, ¿alguna vez se ha puesto en mi lugar?

Adrien: Voluntariamente no pero cerca estuve contra ella. Hay cazadores a los que le gusta jugar con lo que creen es su presa.

Pytro: No es agradable exhibirme así. Ni fácil *Hace un mohín de disgusto* Y no, no mire lo que tengo allá abajo. Eso es darles la razón a los violadores.

Adrien: Ya me lo dejaste bien claro *sigue acariciándole* No necesito verlo, lo huelo. ¿No te dije que no te haría daño?

Pytro: Mi psique jodida opina lo contrario… ¡Maldición, odio sentirme tan indefenso y vulnerable! ¡Lo odio! Esa maldita sensación me asfixia tanto como gas lacrimógeno…

Adrien: *lo abraza y hace círculos con una mano sobre el estómago del más joven* Tienes mi palabra y lo creas o no, para mí ella vale lo suficiente. Tu peor error es creer que toda forma sumisión debe incluir humillación y dolor. Peor, huyes de ambas como de una bestia que te persigue. Debes aprender a dejar de ver a tu padre en todas partes y disfrutar lo que sientes.

Selene: Awwwww ♥ *toma fotos, más y más fotos*

Pytro: Lo siento, el usó la sumisión para dañarme. A mí y a mi hermano mayor. Lo vi con mis propios ojos *se pone serio* Por eso experimentar sumisión de cualquier forma es una pesadilla para mí.

Adrien: Para mí estás bastante tranquilo ahora *baja su mano* Lo que tu padre les hizo fue un abuso verdaderamente aberrante, no sumisión. Se aprovechó de que eran un par de jóvenes que no tenían cómo defenderse. En cambio, la sumisión es bajar la cabeza en señal de respeto, nunca de miedo.

Pytro: *Frunce la cara* Yo a usted no lo conozco para tenerle esa clase de respeto.

Adrien: Tampoco te lo estoy pidiendo. Ahora lo que estamos haciendo es jugar, nada más. ¿No conocemos el término, “compañero de juegos”?

Pytro: *Vuelve a fruncir la cara* Claro que lo conozco, sólo que hasta donde sé, es placentero para los dos y no para uno solo… lo que daría por verlo a usted en esta mismita situación, a ver si le encanta sentirse asfixiado por esta maldita… ¡indefensión de MIERDA!

Adrien: Bueno, eso no va a suceder y hasta donde recuerdo, tú pediste estar aquí.

Pytro: Porque si no quién lo aguanta a usted con sus miraditas e indirectas. Además, luego de esto tendré más razón para huir de la maldita sumisión.

Adrien: *rolleye* Nunca te vas a rendir, ¿verdad? Vas a acabar destruyéndote si vives con miedo.

Pytro: ¿Siempre le dice eso a todo aquel que se niega a ser sumiso de alguna forma?

Selene: Permítame intervenir, pero pide demasiado a un klowny trébol. La gran mayoría son iguales de tercos y tozudos.

Adrien: Para desgracia del resto. Y para responderte, pequeño bocón, no te digo más que la verdad. ¿Crees que no he visto casos como los tuyos, que terminan en suicidio porque no aguantan vivir consigo mismos y sus recuerdos?

Pytro: No. Tengo una razón para vivir y es hacer lo que mi hermano hizo por mí: no dejar que otros pasen la misma mierda que pasamos nosotros.

Myko: *Desde el fondo* ¡Go, tío Pytro!

Adrien: Me parece muy bien, ¿Y tu negativa a quién ayuda exactamente?

Pytro: *Se voltea con brusquedad* No trate de enredarme. Nada de esto tiene que ver con mi rechazo a la sumisión. Puedo ayudar mientras me mantengo a distancia SEGURA de todo lo relacionado con sumisión. Nadie tiene por qué saberlo. Mi negativa a ser una maldita zorra esclava como a usted le gusta no me impide tenderle la mano a quien lo necesite.

Adrien: *presiente que se acerca otro dramón* Esto va a seguir dando vueltas toda la vida, muchacho. ¿Por qué no te limitas a dejarme hacer lo que quiera contigo, como quisiste? Todas tus opiniones ya las hemos escuchado hasta el cansancio. De verdad ¿vale la pena seguir discutiendo?

Pytro: No es fácil… «Tonto, ¿acaso creíste que le importa lo que pienses o sientas? Es igualito a “él”, sólo que más “civilizado”» *Piensa para sus adentros* «Sólo quiere tener el placer de joderte y luego vanagloriarse de lo que hizo… Eres un tonto si creíste que le importaría» ¿Acaso importa? No, creo que no *Se sienta otra vez de mala gana*

Candy: Algo me dice que rolear con este par será cosa de nunca acabar.

Selene: *Suspira, no muy complacida con lo que escuchó en la mente de su retoño* ♪ Is the answer to a never ending story…

Adrien: Nunca dije que lo fuera *vuelve a acariciarlo y ahora explora su trasero* ¿Sabes? Luego podemos ir con este autor y meterle su relato por donde le queda, como sugeriste arriba.

Pytro: *Entre dientes* “Podemos” me suena a mucha gente… «Porque correré lejos, donde no me pueda conseguir jamás » *Se muerde el labio con fuerza por el deleite que sentía por las “atenciones” del otro*

Selene: Alguien va a romperse la boca si sigue así *rolleyes*

Adrien: Por muy fuertes que sean tus piernas dudo que sean tan veloces como las mías.  Te puedo dejar frente a la casa y luego sacarte de ahí tan rápido que el pobre imbécil apenas si sabrá lo que pasó.

Pytro: ¿Qué parte del “podemos me suena a mucha gente” no entiende? Yo hago mis cosas solo. No necesito a nadie. NUNCA necesité a nadie

Adrien: Necesitaste a tu hermano en su momento, ¿no?

Selene: Okey, ya párele, Adrien. NO joda demasiado con ese tema. Pytro se va a poner peor y no vamos a aguantar otro “quiebre”.

Candy: Más que nada porque queremos librarnos de este relato lo más pronto posible.

Adrien: *se encoge de hombros* Perdonen, fue un impulso irreprimible.

Selene: Pues conténgalos, o el próximo quiebre se lo aguanta hasta el día del juicio final… porque lo que somos nosotras, vamos a salir corriendo.

Adrien: Entiendo las circunstancias, señorita. Disculpe *araña la espalda de Pytro, ya aburrido* Esto me ya me está ablandando en el mal sentido *toma la mano de Pytro a su miembro* Supongo que esto no necesitas que te lo enseñen.

Pytro: ¡MALDITA SEA! *Grita sorprendido y dolido por el arañazo. Se estremece por unos segundos antes de comenzar a “tocarse”. La espalda le ardía terriblemente* «Esto sólo me da la razón »

Adrien: *lamiendo sus heridas. Se muerde la lengua para esparcir su sangre y regresar a la piel a su estado normal*

Pytro: *Cierra los ojos con fuerza, estremeciéndose más ahora por la cosquilla de la lengua húmeda recorriendo su espalda lastimada. El “toqueteo” se hace más intenso* Oigan, en vez de andarme mirando, mejor sigan y terminemos esto de una vez…

Candy: No es nuestra culpa que seas más placentero para la vista.

Adrien: Y de más agradable sabor *lamiéndole el cuello*

Selene: *Reparte más kits* Porque la cochinada continua, muchachos.

Candy: *le murmura* Hiciste el cambio de pociones, ¿cierto?

Selene: *Con la oreja demoníaca parada* claro que sí

Candy: *conteniendo la risa maligna* Oki doki.

Chupaba mi perineo, mis bolas y por ultimo abrió con sus dos manos mis glúteos para meter su lengua y juguetear con ella mi culo, lo lamía de arriba hacia abajo, en forma circular, me penetraba con ella y succionaba como un bebe con su tetero.

 

Yo: – ohm que rico… Mmm… Dame más Bello anda que rico…

 

Joel: – te gusta bebe? Que rico… disfruta la mamada de culo que te hace tu macho…

Pytro: *Abre de golpe la botella sin decir más nada*

Selene: Comparto el feeling, pero yo si lo diré: autor tarado de mierda, ¡NO ES SENSUAL HACER ALUSIONES DE BEBÉS EN SEXO Y MÁS COMO LO ESCRIBES TÚ!

Candy: ¿Pero qué diablos sucede contigo, tío? Lo tuyo ya está pasándose de insano.

Adrien: *abre la boca para comentar algo pero prefiere atragantarse con la poción en su lugar*

Pytro: No, no es justo. Y de paso, eso de “macho”… no, por Korr, esto no es posible… *sigue bebiendo* ¿luego pretenden que les aplauda esto?

Adrien: Tarea no cumplida *sigue bebiendo*

Selene: *De no ser por su asco tendría una sonrisa gatuna y diabólica* En serio, ¿y qué tiene que ver el meter la lengua ahí con un tetero? ¿Que no pueden ser más asquerosos?

Candy: ¡E inexactos! ¡La comparación es completamente irrelevante!

Pytro: ¡Pero por el amor de Korr, escribiendo con la verga en la mano sus dizque “historias reales” no van a pensar en esa mariconadas! ¿Que si parecen pedófilos? I don’t fucking care! ¿Que si indigestan a los lectores? Go fuck yourselves!

Adrien: Pese a que desapruebo algunos términos, concuerdo contigo en tu desagrado.

Pytro: *Bebe otro sorbo y deja la botella a un lado, y sofoca un hipo por andar bebiendo tan rápido*

Adrien: *le frota la espalda… y se da cuenta de lo suave que se siente bajo sus dedos. La recorre de arriba abajo y delinea las nalgas*

Pytro: Por alguna razón me siento extrañamente calmado… *se eriza con las caricias y reacciona arqueando más la espalda* Oye… hace cosquillas…

Adrien: Mmm *continúa haciéndolo*

Selene: Ah, eso está mejor. Pytro parece ahora como mis gatitos

Candy: Sólo falta el ronroneo.

Pytro: *Sigue agitándose en el regazo de Adrien por las cosquillas que sentía, aunque también ligeramente extrañado por sentirse tan en calma* «algo no me cuadra mucho acá… »

Candy: *sigue buscando pepitas de chocolate en la luna*

Selene: *Sigue a su Ama* Pero no podré comerme las pepitas de chocolate -.-* ando vomitando cada vez por esta mierda

Candy: Igual podemos venderlos por kilos :3

Selene: What? ;_; ¿y nosotras privarnos del placer? *suspira resignada*

Candy: Bueno, siempre nos quedan las fotos.

Selene: Y la grabación de aquel “extraño” evento XD *señala a Pytro y Adrien*

Candy: Cómo olvidarlo *sigue grabando y buscando pepitas de chocolate*

Mientras yo gemía de placer por el beso negro que me practicaba Joel; me desabotone la camisa y acaricie mis tetillas, ya que, son altamente erógenas para mí. Por su parte Joel con una mano me agarraba mi pene y con la otra se masturbaba muy lentamente su pene. Apretando con fuerza la base de mismo cuando su mano bajaba hasta ese punto… de pronto sentí como abandono mi pollo y ensalivo su dedo índice haciendo para después hacer círculos en la entrada y meterlo poco a poco.

Selene: ¿Abandonó su pollo?

Candy: Abandonó no. ÉL, el prota, abandonó su pollo y ahora corre libremente esperando encontrar a la gallina ideal.

Pytro: *Entre susurros* ¿ahora tenemos una granja?

Adrien: Las maravillas de la estupidez humanas me siguen asombrando *junta su mano a la del más joven* Y sigo en contra de la zoofilia.

Pytro: *Deja escuchar un gemido y restriega su trasero en el regazo de Adrien* Por cierto, “Por su parte Joel con una mano me agarraba mi pene y con la otra se masturbaba muy lentamente su pene” me trae un recuerdo fantasmagórico de esa mortal que llamaban… ¿cómo? ¿Perla Shu-no-sé-cuánto?

Candy: Pytro, no sabes lo que dices. Perla es ORO puro. Esa frase apenas es una burda imitación.

Pytro: *Suelta una risita atontada y se encoge de hombros* Bueno. De todos modos igual me pregunto qué otra cosa “masturbará” que no sea su pene. Su culo, no creo, siendo él quien la mete. Y no sé si exista masturbación de brazo, estómago o cintura (o cualquier parte del cuerpo, vamos)

Adrien: ¿Y dónde le encuentras sentido a la aparición de un pollo calenturiento rondando por ahí? Creo que mientras menos calidad esperemos de esta obra, menos nos sorprenderemos.

Pytro: *Sin saber por qué, solamente pensando en el supuesto pollo cacareando, provoca que se ría. Se voltea y se le recuesta al otro sin dejar de reír*

Candy: *BIG sigh* Al fin se calma. Ahora parece un adorable borracho.

Selene: Se rumorea que se pone así cuando lo emborrachan.

Candy: No me digas *lo anota para tomarlo en cuenta*

Pytro: Primero osos y ahora pollos *entre risitas que a veces derivaban en carcajadas. Le rodea el cuello al otro con los brazos y se le repantiga* ¿Qué seguirán? ¿Vacas?

Adrien: *ligeramente confundido, como si tampoco la cuestión importara tanto, le abraza también* Lord Korr no lo quiera. No necesito más imágenes parecidas en mi mente.

Selene: Corrección: dos borrachitos adorables.

Candy: Es oficial. Para la próxima, poción buena estará directamente en los kits.

Pytro: *Suelta otra carcajada y juega con el moño de Adrien* sigamos con esta mierda

Una parte, después otra y después todo su dedo jugaba dentro mi… Grite en más de dos oportunidades de placer mientras me penetraba con el dedo y la mía alrededor de mi culo… después metió el índice más el del medio ocasionándome un tanto de malestar que desapareció a los minutos…

 

Me iba a coger. Volvería a sentir esa rica verga otra vez.

Pytro: *Entre risitas* ¿”con el dedo y la mía alrededor”? ¿A qué cosa “suya” se referiría?

Adrien: *pensando: “algo le han hecho.” Disfruta de su trasero de todas formas* Ya no tengo idea. Y si gritaba de placer y dos miserables dedos le molestaban tanto ¿no será que era virgen y lo de la supuesta cogida anterior se lo imaginó?

Selene: *Por poquito se le salió la cara gatuna diabólica cuando oyó el pensamiento de Adrien* Tiene sentido. Después de todo, siempre digo, “dime de qué presumes…”

Candy: Vamos, que no sería la primera vez. Por cierto, he oído de narrativas cuya profundidad es tanta que uno se llega a confundir. Pero esta narrativa es confusa y punto.

Pytro: “Grite en más de dos oportunidades de placer”… ¿entonces gritaste sólo por dos oportunidades de placer que tuviste?

Adrien: Tan bueno no debe ser el oso entonces.

Pytro: Entonces es definitivo *sigue jugando con la coleta de Adrien como los gatos jugarían con una bola de estambre* Mucho pelo, mucha… ehhh… “hombría” y poca satisfacción. Resultado: fantasía por insatisfacción.

Adrien: *”lo drogaron, obviamente”. Jugando con lo de Pytro a mano* Otro vómito gratuito echado al mundo por frustración sexual.

Pytro: *Emite un ligero gemido y se restriega contra Adrien* Siempre lo digo, viejo: estas historias son tan reales como cualquier pretensión de pureza por mi parte.

Adrien *siente que cierta parte suya reacciona y lleva la mano de Pytro hacia ahí*: O la mía por ser un dechado de virtudes.

Selene: *Al oído de su Ama* tu retoño sospecha.

Candy: *le susurra* Le gusta el Pytro amable así que no le importa. Relájate.

Pytro: *La siente bullir de calor bajo su mano y la estruja por encima de la tela hasta sentirla totalmente dura* También a ti se te está acumulando la sangre aquí abajo *entre risitas*

Adrien: *mordiéndose el labio inferior* ¿Quieres atenderla?

Pytro: *Se encoge de hombros y se ríe. Le restriega el trasero otro poco más, y finalmente se le pone de rodillas. Le abre el cierre y va a lo suyo*

Selene: No está sumiso, sólo juguetón XD

Candy: Nah, igual es lindo.

Adrien: *le acaricia la cabeza un momento, luego lo insta a subir la cabeza y besarlo. Drogado o no, por mucho prefería a este Pytro*

Pytro: *Vuelve a reír y lo besa largamente, dejándose consentir. Su mente estaba nublada y no le importaba nada: sólo se sentía tranquilo, como si de repente lo hubiesen aislado en algún ambiente lleno de vibras suaves y agradables*

Candy: Ah, el mundo es bello *tomando mil y doce fotos*

Selene: Sí que sí. Me sigue recordando a mis gatos.

Adrien: *sonríe pícaramente, ahora seguro de que algo le habían hecho. Incluso él se sentía como insensiblemente cómodo, ligeramente atontado. Podía aprovecharse de eso* Pytro, ¿me darías tu palabra de que nos veremos incluso después de este espectáculo de fenómenos?

Pytro: *Ahuevoneado totalmente, dejándose acariciar* Sí, mientras estés listo para consentirme de esta forma…

Adrien: *le hace cosquillas detrás de las orejas* No hay problema.

Candy: Ejem. Next.

Selene: Huelo “pet training” ahí.

Candy: Es el olor de la sumisión, mi perrita. Huele a sangre azucarada.

Selene: Posiblemente. Ojalá tuviéramos “preview”…

Candy: Mmm… *conjura una canasta con diferentes elementos de pet training y le lanza una bola de papel a Adrien para que los note*

Adrien: *extrañado mira a su alrededor y encuentra la canasta. Recoge una bola de lana* Qué interesante…

Pytro: *Coge la bola de lana* ¿Y esto? ¿Nos vamos a poner a tejer ahora? *Otra risita y se pone a jugar con ella ya que no se le ocurre más nada*

Candy: Quiero dibu, quiero dibu de eso *0* *embobada*

Adrien: *saca ahora un cascabel con cinta roja. Le quita a Pytro la bola de lana y en tanto éste se estira para tomarla, le agarra del miembro* Sé bueno y quédate quieto un momento *le ata el cascabel a la base* Perfecto. Y yo quiero fotografía de esto.

Selene: *riendo panza arriba* ¿Quién le pone el cascabel al gatito? XD

Candy: El retoño borracho que lo agarre XD

Pytro: Perfecto, ahora soy un felino… *Coge al fin la bola de lana y se acuesta bocarriba, jugando con ella* ¿Ahora de qué se trata todo esto?

Adrien: No tengo idea pero es divertido *lanza una risa que incluso a él le desconcierta. Acaricia el estómago del joven con el pie descalzo* A ver, ¿quién es un buen muchacho? ¿Quién es un buen chico?

Pytro: *Ríe por las cosquillas que le dan* Yo, yo soy el buen chico *Más risitas*

Público: Aww *embobamiento masivo*

Selene: Durante todo este msteo Pytro ha cambiado tanto, pero… XD que importa. Más diversión.

Candy: Y ya pasamos por el dramón del día, así que no molesten.

Selene: -.- seh. Y podemos seguirnos asqueando.

Candy: La Diosa bendiga el de por sí bendito relief.

Salió de mi ano para ponerse de pie, colocándose el condón e indicándome que me colocase en cuatro apoyado en mi cama pero con las piernas extendidas sobre el piso. Así quede yo, un chamo alto haciendo una gran V invertida mientras vi como Joel se untaba lubricante con el condón y los masajeaba con suavidad… se agacho para lamer mi culo, chuparlo, morder suavemente y nalguearme deseoso de mí.

Candy: ¿Cómo puedes tener las piernas extendidas en el piso y aun así llegar a apoyarte en la cama? ¿O es que lo único que tienes es un colchón en el suelo?

Selene: Yo me quedé en la luna con la postura.

Adrien: Incoherencia, incoherencia… tu nombre es mal autor *recorre el pecho del “gatito” con el pie*

Pytro: *Vuelve a agitarse y se levanta, esta vez para restregarse contra las pantorrillas de Adrien, sin importarle un rábano el cascabel que le habían puesto*

Adrien: *definitivamente embriagado de ternura levanta al chico y lo abraza sin más* Ah, qué demonios…

Selene: Cuanta azúcar *0* tenemos AÑOS sin poner esta dosis de azúcar en los reliefs

Candy: Sí, ¿qué rayos nos pasaba, selene?

Selene: No lo sé *se hace la loca*

Candy: El mundo necesita más relief así. Debemos hacerlo más seguido. ¡Así conseguiremos la paz mundial!

Selene: Ejem, creo que se te subió la azúcar *la mira raro*

Candy: *la apachurra* En el mar la vida es más sabrosa, en el mar te quiero mucho más ~~

Pytro: *Más ahuevoneado todavía con el súbito abrazo. Se sentía demasiado bien, casi como si lo hubieran drogado, pero al diablo, no importaba. Lo estaban consintiendo, joder. Por eso estaba desgonzado en los brazos de Adrien* No ronroneo porque no tengo garganta para eso

Adrien: *le acaricia la cabeza* Está bien, hubiera sido demasiado raro *le aprieta una nalga* ¿Recuerdas que tenías algo pendiente que hacer?

Pytro: *Sonríe ahuevoneado y se baja de nuevo a sus rodillas para regresar a su “tarea”*

Adrien: *ahora sí sintiéndose en el paraíso*

Selene: Siguiente cochinada.

Para mi sorpresa entro de forma sencilla causando dolor, pero muy tolerable para mi nivel de excitación, hasta sentir como sus bolas grandes gordas se aproximaron a mis músculos. Una vez dentro de mí con el pantalón de lino gris aun puesto mí miro acaricio todo el camino de mi columna vertebral hasta aferrar cada mano a mis hombres empujando más su polla dentro de mí. Sentía el lubricante, sentía como le palpitaba… no sé si era el grado de deseo que tenía pero estaba muy excitado, mi lubricación no era normal… sentía como salía precum de mi pene. Fue indescriptible.

Selene: ¿”de forma sencilla causando dolor”? No sé, lo comprendería si se entra “de golpe” o “de una vez”, pero ¿”de forma sencilla”?

Candy: ¿Tus hombres? ¿Cuáles? ¿La gallina y el pollo?

Pytro: *Por poco se le sale una risotada con todo y boca llena*

Adrien: Eres súper sensible, autorcito. Nunca he conocido a nadie que sintiera el lubricante tanto como lo que lubrica. ¡Y ni sabía que los lubricante palpitaran!

Candy: Como decimos por acá: baja un cambio, chabón, que escribes cualquier cosa. Los hombres no se lubrican, en todo caso son dilatados.

Pytro: Yo sólo reitero lo que dije: son marcianos.

Adrien: Sus lubricantes deben serlo, ya que están vivos.

Pytro: Oh por Korr… *se estremece* No, no, no quiero pensar… *se regresa a lo suyo*

Adrien: *lanza un gemido sin poder reprimirlo*

Selene: *Toma fotos* El “gatito” ahora en su tierna labor *suelta una risita*

Candy: Cuando se le pase el efecto va a estar tan molesto XD Sobre todo cuando descubra que hizo una cita con Adrien para más tarde.

Selene: Lo más bonito del asunto es que recordara todo XD

Candy: LOL El gatito se va a poner gruñoncito pero dio su palabra.

Selene: Menos mal que no tiene garras XD

Inicio un vaivén suave elevándose cada vez que entraba. A lo que obtenía un buen gemido de mi parte como reflejo…

 

Joel: – te abrí completo amor… Estas bien dilatado que culo tan rico…

 

Yo: – si bello. Dilatado para ti. Es tuyo, cómelo anda.

 

Joel dejo caer su pantalón y acelero sus embestidas que producían el tan delicioso choque de las bolas contra las nalgas de forma rápida y rítmica, su mirada era de deseo, de vez en cuando me alzaba y lamia mi cuello, lamia mi boca, mis dientes, me despeino todo en su arrebato de pasión mientras me cogía de forma limpia y precisa…

Pytro: Tengo una duda: si tan arrebatado estaba, ¿cómo puede coger “de una forma limpia y precisa”?

Adrien: Tengo otra, que ya sé permanecerá por igual sin respuesta. ¿Cómo puede comérselo si lo que hace es penetrarle?

Candy: Y yo una protesta. ¿Sólo ahora te interesa que algo sea limpio? O lo haces con todo el texto o te lo guardas.

Pytro: …. *de golpe se imagina TODO lo que hicieron y le dan arcadas* ¡mala imagen mental!

Adrien: *le palmea la cabeza* Relájate, calma. Toma más poción *se la ofrece*

Candy: Como que ya nos descubrieron, perrita. No sé, tengo esa leve impresión.

Selene: El que no debe descubrirnos aún no lo ha hecho. El otro está ya cómplice.

Pytro: *Bebe de la botella que Adrien sostenía, y los ojos se le entrecierran nuevamente en aquella expresión de complacencia y calma*

Adrien: *”Lo sabía.”* ¿Mejor ya?

Pytro: *Asiente* Sí, sí… sólo consiénteme más *empuja la cabeza contra la mano de Adrien para que éste lo acaricie* prometo seguirte complaciendo si lo haces…

Candy: Ay, este chico me va a matar de pura ternura.

Adrien: *le rasca detrás de las orejas. Ya que estaba puesto y tontamente alegre, también le gustaba complacerlo*

Pytro: *Entrecierra los ojos y resopla varias veces antes de regresar a su tarea en el sexo de Adrien, empleando lo que ya sabe sobre el “tema”*

Adrien: *sigue acariciándole mientras se muerde el labio, extasiado*

Selene: Siguiente cochinada

Candy: Y no, no va con doble sentido XD

Selene: ROFLMAO no, de esas no.

se quitó los zapatos y el pantalón como pudo quedando solo con unos calcetines negros y su corbata. La imagen era extremadamente excitante… salió de golpe de mi culo dejando un vacío irritable, como si fuese un perro al que le quitan su comida. Para acostarme boca arriba poner mis piernas en sus hombres y penetrarme tan intensamente como hace instantes.

Selene: *Se imaginó al sujeto gordo, peludo, con medias y corbata. No pudo más. Coge una bolsa de mareo y vomita*

Candy: *le frota la espalda* De paso, decir que repruebo totalmente la comparación. El idiota que le quite su comida a un perro recibiría un mordisco o un gruñido antecediendo el mordisco. ¿Por qué será que las analogías siempre resultan ser terribles exageraciones? No queda bien, no es bonito, no es realista, y demonios, lo hace a todo aún menos creíble de lo que ya es.

Adrien: Hombres, hombres… ¿ya pasamos a una orgía entonces?

Pytro: Si es que los pollos calenturientos cuentan… *Sigue en lo suyo con Adrien*

Selene: ;_; sniff el día que estos autores dejen de repetir “relato real” y aprendan primero a escribir con coherencia y ateniéndose justamente a eso, A LA REALIDAD, ese día seré feliz.

Candy: Me contentaría con que no escribieran. Para buen porno hay muchos autores pululando por ahí.

Adrien: *gime profundamente* O directores. Con las películas nunca tienes que preocuparte por la ortografía

Selene: Errmmm disculpa Adrien, pero ESO *señala el relato* NO quiero verlo en película… *le da escalofríos de solo imaginar el tono plumero y eso de “bebé”*

Adrien: Señorita, piense en esto. Las película suelen dividirse en categorías más específicas, sobre todo en lo que respecta a la pornografía gay. Esto estaría en el amor hacia los osos, y entonces estaríamos mejor prevenidos para pasarlo de largo.

Pytro: Sólo esperemos que incluyan la advertencia BIEN GRANDOTA en la caja de la cinta *Lo sigue lamiendo ya con evidente dejo goloso*

Adrien: Estoy presenciando el resultado de muchos años de práctica, ¿verdad, Pytro?

Pytro: Para qué negarlo *Le da varios mordiscos suaves*

Adrien: *se le contrae el rostro* Abstente de hacer eso. No tratas con un klowny esclavo ni un masoquista.

Selene: Eso es de familia, ¿no? XD

Candy: Por lo menos esta vez entre abuelos y nietos, sí xD A todos les gusta ser consentidos.

Pytro: *Baja la vista un momento* Lo siento, Señor… *Le compensa con fuertes succiones en la punta*

Adrien: *se sorprende un poco por la disculpa pero decide no pensar en eso y compensarlo con una caricia en su rostro* Cuidado para la próxima *gime otra vez al sentirlo* ¡Demonios y centellas!

Candy: Eh, damas y caballeros, en la forma en que maldicen los bien educados -__-

Selene: Fue casi como “limpiarse” ya sabes qué con papel de seda XD

Candy: Qué hay que decir. Es el resultado de una educación entre vejetes que se creen de la aristocracia.

Selene: Bueno XD mientras no se pongan peor que Marlo…

Pytro: *Sonríe con cierto dejo de tristeza disimulada y continúa haciendo lo suyo*

Candy: Nah. Por no querer ser un copia de ellos es que se convirtió en un vampiro completo siendo tan jovencito. La norma es esperar hasta los 300, ya sabes, cuando todo su cuerpo acabe de desarrollarse.

Adrien: *se muerde el labio hasta sacarse sangre mientras termina ahí. Se queda suspirando unos instantes y resopla para apartarse unos pelos de la frente* Eso… fue interesante. ¿Te devuelvo el favor?

Pytro: *Se queda callado unos segundos y termina bajando la cabeza. No sabía en qué demonios pensaba hace un rato, pero tras recordar lo que hizo, se dio cuenta que la cagó y no había otra sino “cargar” con la metida de pata* Este… este esclavo estaría honrado por ello, Señor…

Adrien: *se da cuenta de que el atontamiento también se le ha esfumado y sacude la cabeza para terminar de aclararse*: ¿Cómo? Ah, sí. Sube acá.

Pytro: *Se le sube nuevamente y asume la postura con las piernas abiertas, como al otro le gustaba*

Candy: Se acabó la dulzura *sigh* Tenemos suficientes fotos y videos, ¿no?

Selene: Supongo ;_; diablos. La próxima vez le ponemos una pizca de poción de olvido y de alegría

Candy: Anotando…

Adrien: *se afianza a la cadera del más joven y comienza a acariciarle ahí debajo, primero de forma suave y luego con mayor velocidad*

Pytro: « ¿A quién voy a engañar de todos modos? Ya la cagué y ahora tengo que cargar con esto… » *Pensando para sus adentros mientras su cuerpo se contraía, hasta que acabo con un gemido fuerte. Las piernas le temblaron* «Quizás soy sólo eso, un esclavo enclosetado »

Candy: *que escuchó muy bien* Sólo espero que eso no haya sido sarcástico.

Selene: No lo creo. Mucha tristeza para mi gusto. Demasiada.

Candy: Fuck…

Adrien: *se limpia la mano lamiéndola pero mantiene al chico contra sí*: ¿Todo bien, Pytro?

Pytro: *Exhala un suspiro de derrota* Supongo que lo superaré y tendré que aceptar lo mucho que me ha gustado todo esto…

Adrien: *suspira. Algo es algo* ¿Entiendes ahora que no todo tiene que ser doloroso?

Pytro: No lo fue físicamente, pero mentalmente me sentó peor que un desmembramiento… son muchas cosas ¿sabe? Muchas cosas, demasiadas roturas, demasiadas muertes. Muchas cosas, Adrien. Tengo demasiada tarea por dentro… *Se voltea y se le vuelve a recostar como antes, con los ojos cerrados. Era demasiada tristeza y abatimiento que no podía derramar ni una lágrima, por más que quería*

Adrien: *lo abraza fuertemente. No era indiferente a lo que le decía* No digo que la sumisión te va a arreglar la vida, pero una consentida, responsable y bien dirigida puede ayudarte a hacerla algo más llevadera. Al menos cuando eres sumiso no tienes que fingir que eres de piedra. No te forzaré, ¿de acuerdo? Pero pienso que no te haría mal intentarlo. No puede causarte más daño del que ya te hicieron.

Pytro: *Exhala un largo suspiro* Es gracioso. Me gustaba la coraza, porque así no volverían a herirme y en cambio, podía inspirar seguridad en otros klownys que salvé de que pasaran por cosas como la mía. Uno de ellos es la cosa más dulce que usted pueda conocer, y estoy convencido de que algo logré… pero tantos años con esta coraza, para luego verme sin ella, indefenso y vulnerable como estuve en aquellos días… fue demasiado, Adrien. No pude soportarlo. No pude.

Adrien: *acariciándole el rostro* La fuerza de uno no se mide por lo poco que le afectan las cosas, si no por cómo sobrevive a ellas. Yo lo hice al aceptar que no todos los mortales tienen que ser unos cazadores. Simplemente no era sano pensarlo.

Selene: Creo que esto terminará mejor de lo que esperábamos ^v^

Candy: Menos mal porque la pareja ya era demasiado linda para dejarla amargada.

Pytro: *Vuelve a suspirar* Honestamente no sé si pueda olvidar lo que me ocurrió… ¿y si vuelvo a ver a mi padre otra vez? No quiero ni pensarlo. Por eso huía de la sumisión, porque temía ver su rostro en el de quien sea que me dominara aunque sea por un instante.

Adrien: ¿Y yo te parezco a él ahora?

Pytro: Ahora mismo no. Pero varias veces me pareció verlo. Y no sé cuándo lo vea. No puedo decir cuándo ni con qué. Sólo sé que el sentirme dominado es el primer disparador.

Adrien: Muchas veces he visto monstruos en las caras de los mortales, sé lo que es. Sobre todo cuando intentan acercárseme. Sólo los usaba para lo que se me antojaba y los echaba sin mirar atrás. Pero… al final tuve que admitir que eso no era justo. A veces se acercaban con las mejores intenciones y yo no escuchaba. ¿Entiendes por qué te digo esto, Pytro?

Pytro: *Asiente, aun sin poderse quitar la tristeza que tenía*

Adrien: *vuelve a abrazarlo* Ya sé que esto especialmente no se resolverá fácil pero puedo ayudarte. No tienes que hacerlo solo y por las malas, como yo. ¿Estarías dispuesto a eso?

Pytro: Sí… *hunde la cabeza en el cuello del otro, y tras reunir un poco de fuerza, susurró* Perdóneme por haber sido tan terco y ofensivo con usted

Candy: *en voz muuuy bajita para no matar el momento* Awwww

Adrien: *le revuelve los cabellos* No pasa nada.

Selene: *A punto de moquear* Bueno… y estábamos haciendo algo, ¿no?

Candy: No recuerdo bien… ¿algo que tenía que ver con pepitas de chocolate y queso?

Selene: Ya quisiera yo que tuviera que ver con eso ;_;

Pytro: Cierto autor de mierda y su “relato real”

Adrien: Sí, creo recordar que por eso nos tomamos las pociones en primer lugar.

Selene: Sí, las anti-vómitos. Siguiente cochinada entonces

Candy: Aww. Yo quería galletitas con queso *se resigna*

Selene: Podemos seguirlas buscando ;_; sólo que yo no podré comer todavía.

No podía más, estaba muy excitado me masturbe de forma lenta pero aun así acabe llenando mi barriga y parte de mi pecho con semen lo que enloqueció a Joel, llevando su mano hasta mi barriga, tomando un poco de semen y chupando sus dedos… acelero drásticamente las embestidas y gemía como un gorila en celo cuando sentí como se vino dentro de mi… el semen empujaba su condón más y más dentro dejando caer mis piernas a cada extremo para besarme y seguir bombeando mi culo…

Pytro: ¿Gorila en celo? ¿Ahora es gorila? ¿No era oso?

Candy: *MUY verde* ¿Como un qué? No, mejor no lo digas.

Selene: Y la palabrita esa “bombear”, ¡cuánto la extrañaba! *rolleyes*

Adrien: Tanta referencia a la barriga me irrita. Preferiría abdomen, que al menos me deja creer por un momento que no es gordo pervertido.

Pytro: Eso mismo vengo pensando hace añales. Me dicen “barriga” y solo imagino un abdomen PROMINENTE. Y a todas estas, el sujeto debe tener la MANGUERA, porque para bañarse tanto…

Candy: Será por eso que se gustan, comparten la misma anormalidad. Si hasta el condón se movía tanto.

Selene: No quiero pensar cómo se sacará ese condón después…

Candy: Y nadie quiere hacerlo. Por favor y gracias.

Selene: Siguiente -.-

Una vez bajada la excitación, miro a su alrededor y viéndome me dijo:

 

Joel: – wao… que tirada de Dios hicimos…

 

Yo: – me alegra que te gustase el almuerzo… jeje. Era para ti.

 

Joel: – me gustas bello. Disculpa que lo diga, pero me gustas mucho (su rostro se endureció con una seriedad que me incomodo).

 

Yo: – tranquilo rey. Sin presiones…

Selene: *FACEPALM*

Pytro: ¿”le gusta bello”? O sea, ¿no le gusta feo?

Adrien: A nadie le gusta que su compañero de juegos sea feo. Claro que la belleza es relativa.

Candy: ¿Qué diablos es “wao”? ¿Alguna palabra en klingon?

Selene: Seguro en el idioma de los osos, mi Señora :-O a todas estas, ¿soy yo o este diálogo es de lo más estúpido?

Pytro: Y más con ese tono plumero con que se hablan los dos.

Candy: Todo el relato es estúpido, no nos engañemos. ¿Y para qué fue? ¿Para que el tipo “presumiera” de que se acuesta con un tipo peludo y de coeficiente intelectual inferior al de un perro?

Pytro: Algunos simplemente no tienen sentido del ridículo que hacen.

Adrien: Por desgracia para el resto *le frota la espalda, pensando que por lo menos algo bueno sacó de eso* Otra obra incomprendida por falta de mensaje o uso del cerebro.

Pytro: *Sonríe y se le vuelve a recostar, un poquito más tranquilo ahora*

Candy: *saca más fotos disimuladamente* Díganme que este es el final, por favor.

Selene: Queda un párrafo más.

Pytro: Señalo la cursilería nauseabunda del diálogo. En serio, siento pena ajena.

Adrien: Yo no me quejo por ella. Después de todo deja en evidencia la nula profundidad sentimental del protagonista, AKA el autor.

Selene: Y el tono plumero es de terror. Eso de “ay bello, ay bebe, ay rey”… no, por el amor a cristo. Luego dicen que las chicas que escribimos yaoi no sabemos nada.

Candy: Es para dar lástima, la verdad… he visto películas y leído cuentos acerca de travestis que son mucho más machos en comparación.

Pytro: Para que vean que no hace falta usar faldita para ser un marica

Adrien: Eso es discriminación de ropa. Lo importante es la actitud y, lo lamento, la de este par me resulta absolutamente insoportable. Si no fuera porque tengo mi código de honor ya los habría matado de estar en el mismo cuarto que ellos.

Pytro: Hombre, habría sido tu cómplice. Tengo ganas de matarlos con todos los movimientos de patadas que aprendí.

Adrien: Mientras no esperes que ponga su sangre en mis labios, te apoyo en la moción. Es una superstición entre nosotros que tomamos la vida de quienes nos dieron su sangre… una vida de estúpido marica y oso retardado no me atrae en lo absoluto.

Pytro: Nadie dijo que te debes indigestar con esa mierda. Se le dan de comer a las ratas y ya XD

Adrien: Pobres ratas, ellas no tienen la culpa de vivir en la miseria. Supongo que siempre podemos arrojárselo a alguna mantícora.

Pytro: Pero hombre, pobres mantícoras. Luego después nos montan tremendo peo por asesinar a la fauna silvestre. Creo que es mejor arrojarlos en alguno de los volcanes de Pokáar.

Adrien: *se lo piensa* Es una buena idea. Y tengo uno en mente al que es fácil llegar.

Selene: Pobres volcanes. Solo esperemos que no entren en erupción al indigestarse.

Candy: Pero bueno, a este paso diremos pobre aire, que es respirado por ellos. Tírenlos al magma, que madre naturaleza se encargue del resto y ya.

Selene: XD será. Última cochinada, señores

Joel salió con delicadeza, pidiéndome la ducha prestada, y me quede en la cama. Viendo hacia el techo sudado, con mi semen por mi cuerpo y el culo bien abierto por la paliza anal que recibí… analizando por que el me gustas no sonó como los otros. Nos Vestimos, se fue besándome de forma tierna y más que satisfecho.

Candy: ¿El techo estaba sudado? Qué imagen surrealista

Pytro: *Mira hacia su techo* Yo no veo nada

Adrien: ¿Y qué vendría a simbolizar la imagen? ¿La devastación de nuestro intelecto?

Candy: Otra exagerada manifestación de semen. Ni los caballos, tío.

Selene: ¿Paliza anal? Sé de palizas en las nalgas, pero… ¿le pueden dar palizas a un hueco?

Candy: Bien abierto… *se va a por la bolsa de vómitos* Terrible… imagen mental.

Selene: ;_; *le frota la espalda y luego la arrulla*

Candy: Estrellita dónde estás, me pregunto qué será. Los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán, se quedarán~~

Selene: Ay ;_; un relief, muchachos, que perdí a mi Señora

Candy: Trataba de alejar la cosa maligna de mi cabeza, oye.

Selene: ;_; pensé que te habías perdido *la estruja*

Pytro: “Besándome de forma tierna”… por el amor de Korr… ¿se puede ser más asqueroso y cursi?

Adrien: Sí pero espero que al autor no se le ocurra mostrarnos que él también lo sabe.

Selene: No me quiero enterar tampoco. Y bueno señores, hemos llegado al final de esta cochinada mayúscula… ¿pensamientos, sugerencias, moralejas?

Candy: No busquen en todorelatos cosas de buena calidad. Que las hay pero son demasiado difíciles de encontrar. Mejor hagan los suyos propios, y por favor, ¡pongan las jodidas advertencias que correspondan!

Adrien: Aquí va un pensamiento: Pytro tiene uno de los mejores trasero que he tocado *lo ilustra estrujándoselo*

Selene: *Carraspea* Me refería sobre la cochinada msteada, aunque bueno XD para qué negártelo. Digno hijo del infierno

Pytro: *Sonríe y se lo deja manosear, aunque en el proceso se sonroja* Yo solamente digo: dejen de apoyarse sobre “este relato fue real” porque no los salva de ser una cochinada grande. Además, los expone a la crítica directa sobre sus personas y la elucubración sobre sus vidas. Y no podrán quejarse porque ustedes se lo buscaron.

Adrien: Seguro estas señoritas tienen mejores cosas que hacer que traer sus horrendas obras a colación, y la verdad, yo también. Pero no tendríamos de qué quejarnos si supiéramos de antemano a qué nos enfrentamos. Sobre aviso no hay reclamo.

Selene: Ciertamente -_- además, luego de indigestarnos, lo mejor que hay que hacer con esto es destrozarlo.

Candy: Y olvidar que alguna vez lo vimos. ¿Todavía está ese sitio parecido a DA pero de puro hardcore yaoi?

Selene: Como no. Y! Galleries seguirá online por muchos años más ^^

Candy: ¿A qué esperamos entonces? Vamos para allá. ¿Y ustedes dos qué?

Adrien: Si mal no recuerdo, Pytro quedó conmigo para salir después de esto. Y ya que ha dado una excelente sugerencia, no sé por qué no llevarla a cabo.

Pytro: Si… de hecho, tengo una cita con el Señor… *Mirando a Adrien* supongo que tendré que seguirte como corresponde a un esclavo, ¿no?

Adrien: ¿Quieres hacerlo?

Selene: ¡AJÁ! Yo creo que si quiere ~~~~~~

Pytro: *Se queda pensando por un momento y sonríe. Se agacha en cuatro a su lado* ¿esto responde a su pregunta?

Adrien: *le sonríe de vuelta y le revuelve el pelo* Pero ponte la ropa. Por mucho que me agrades de esta forma, temo que no le hará bien a tu piel exponerse al magma sin ninguna protección.

Selene: Yo huelo otro tipo de magma XD

Candy: Y está en plena actividad de alzamiento.

Pytro: *Se viste y cuando les da la espalda, se sonríe demasiado. Demasiado, como no lo había hecho jamás. Tras vestirse, regresa a su afabilidad habitual* Estoy listo *Camina a gatas junto a Adrien*

Adrien: Será un viaje largo, mejor yo te llevo *lo alza en brazos y mira a la cara embobada del público* Aunque les diga que no es lo que piensan, igual lo pensarán, ¿verdad?

Público: *asiente al unísono*

Selene: Ya no disimule, Adrien, que se le huele.

Adrien: No sé de qué me habla y algo me dice que prefiero no saberlo.

Selene: Claro, claro. Siga disimulando. Bueno XD vayan y maten a ese par de tontos. Asegúrense de que el pobre volcán no se indigeste

Candy: Y no dejen rastros, por favor. Luego nos venimos a enterrar de que la tierra fue envenenada por una gota que se les escapó.

Adrien: No tiene ni que decirlo. Bueno, si ya no somos requeridos, nos marchamos *desaparece*

Candy: Le faltó la nube con el “poof” -__-

Selene: *Se ríe entre dientes y toma de la mano a su Señora* ¿Nos vamos? El porno espera.

Candy: Y sería una descortesía hacerlo esperar un momento más. ¡En marcha!

Selene: A los lectores: Gracias una vez más, y ya saben: halagos, flores, mentadas de madres y amenazas de muerte, a la salida.

*Así todos vieron el porno que querían, el autor fue masacrado y todos lo que aún viven siguieron felices por siempre*

Atentamente,

Candy Von Bitter & selene18 darkside & zuster{CVB}

Anuncios

4 pensamientos en “Relatos de la real vulgaridad y asquerosidad

  1. Nunca me habria imaginado que me alegraria de leer porno gay para poder desintoxicarme de porno gay escatologico… O sea, con perdon por la forma de hablar… ¿PERO QUE COJONES? Ese relato es un ataque mortal a la vista en todos los aspectos: Asqueroso, mal narrado y con orcografia. Encima suelta frases sinsentido, hace comparaciones grotescas (bebés? WTF?), narra acciones fisicamente imposibles:

    “Joel dejo caer su pantalón y acelero sus embestidas que producían el tan delicioso choque de las bolas contra las nalgas de forma rápida y rítmica, su mirada era de deseo, de vez en cuando me alzaba y lamia mi cuello, lamia mi boca, mis dientes, me despeino todo en su arrebato de pasión mientras me cogía de forma limpia y precisa…”

    O sea, imaginad esa escena, como el gordo no se haya vuelto Mr.Fantastico…

    Y no hablemos de expresiones como “dedear” y otras muchas… Dios, me sangran los ojos D:

    Y para colmo… estaba comiendo chocolate cuando empece a leer D’:

    Me gusta

  2. Tú sí que eres masoquista, por Dios. ¿No sabes que nunca se debe comer antes de leer un msteo? Por desgracia esto es algo bastante suave en comparación con las otras linduras que pululan por el sitio y en realidad es una pena porque hay otros autores realmente geniales.

    En fin, como todo sitio. Gracias por pasarte.

    Me gusta

    • No, si definitivamente he aprendido la leccion, y porras… Me alegro de no pasarme por paginas de fics y de que mi cuenta de FF.net este cogiendo telarañas (aunque algun dia subire ahi el fanfic que tengo que terminar un año de estos D:). A pesar del asquete sentido y de haber hecho que le agarre algo de mania al chocolate, espero otro msteo con ganas!

      Me gusta

  3. piensa estúpidamente que mientras más vulgar, más sexy.

    El más grande mal de los escritos eróticos *shame, shame, shame*

    Honestamente, lo que más me sorprendió del relato es que había gente diciéndole que lo hace bien o que escribe cosas elaboradas. O-O Me pregunto ¿qué tipo de lectura acostumbran esas personas?… hacen notar cómo es que Meyer y Dan Brown recibieron todos esos elogios, o porqué dicen que To love Ru tiene una trama compleja.

    Me pierdo en su narración, es de ¿Qué hizo qué? ¿Cómo llegó ahí? Ehm ¿Buat? es casi como seguirle el hilo a la Shumajer, sólo que ella lo hacía con maestría, él es un aprendiz. El título también me causa curiosidad ¿Qué tenían que ver los osos? ¿Por qué la aclaración de bisexual? ¿No podía dejarlo en “la hora del almuerzo” o “las delicias del almuerzo” o “cómo disfrutar en el almuerzo” “los variopintos platos del almuerzo” no sé, tantas otras cosas por elegir, pero… uhm No sé, si quería decir que él era bisexual podría haber hecho una nota al final o antes, o dentro de la misma narración y ya. *sigh*

    Esto me hace recordar por qué suelo evitar los relatos eróticos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s