La historia del fugitivo

Como ya mencioné en esta entrada, escribí un pequeño cuento en base a las obras de Ray Bradbury. Este fue el trabajo resultante de haber juntado un montón de títulos de sus libros.

nip
El marciano viajó de oreja en oreja, escapando de los colonizadores, y llegó en medio de la feria de las tinieblas, un día de octubre. El paso siguiente fue buscar un hombre ilustrado al que contar su odisea, pero los había tan pocos, pues estaba prohibido leer. Buscó en cada pantalla pasando por un rayo, jamás haciendo ruido, hasta llegar a un cementerio que decían era de lunáticos.
Para su sorpresa, viejos ahí había, contándose unos a otros historias olvidadas para evitar un verano en el que tuvieran que despedirse de ellas. Entre ellos se sentó, bajo un árbol en el que habían tallado la palabra “brujas”, y más rápido que el ojo susurró a sus cerebros, no oídos, su memoria de los crímenes que lo habían traído hasta ese punto a ciegas. No esperaba más que eso antes de morir en soledad, ser oído al fin, pero uno de los viejos se puso a llorar como si hubiera sido la voz de su creador y dijo:
-De la ceniza volverás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s