Miedo

Este cuento lo escribí para El desafío de la erradicación de la violencia contra las mujeres 2013. Microrrelatario.

violencia_de_genero_351Siempre he oído decir que la cosa que da más miedo es lo desconocido.

Miedo
Ella no lo entiende. ¿Por qué se quedan? ¿Por qué arriesgan a los hijos y a sí mismas a ese martirio? ¿No sienten la hinchazón del ojo morado? ¿Tan fácil se olvida una costilla rota? ¿Y qué hay de los insultos, el control? Encerradas en sus jaulas, dentro de sus departamentos, ¿ven la noche viniendo del horizontes de sus pechos ultrajados o confunden las estrellas tras los párpados con los mensajes del cielo?
¿Qué caricia vale un puñetazo? ¿Qué clase de refugio es ese donde debes pagar caro cada instante de silencio y calma, donde el carcelero ni siquiera tiene que estar presente para sentirlo sobre la espalda, respirando encima del cuello vulnerable? ¿Por qué abusan del maquillaje y usan mangas largas? ¿Qué bien les ha hecho perder los dientes? Los bebés lloran en la noche y en el día por más razones que un estómago vacío o pañal lleno. ¿No los escuchan acaso? ¿Por qué no hacen caso cuando les dicen las personas que se vayan? ¿Dónde está la cadena y de qué está hecha para mantenerlas tan firmes, tan ciegas, sordas y mudas?
Sobre los motivos de él ni siquiera puede empezar a imaginar motivos. Mala educación, alcoholismo, problemas de ira. ¿Es de verdad tan simple? ¿Por qué no todos son así y resultan ser ellos, ellos los que se casan o juntan con quien ni siquiera ven como persona, ni como mueble, si no como algo más bajo, al que merece ser denigrado, quienes acaban poniendo el punto final de una historia que ni siquiera es suya? ¿Qué clase de gente actúa así y quién son quienes los aceptan, los besan, los abrazan y entregan las cosas más suaves de su ser sangrante?
Todos querían estabilidad y salieron con un terremoto bajo sus pies. ¿Por qué es así?
Papá dice que no juzgue y que entienda. No sabe lo que han pasado. No sabe qué pasa por la mente de una mujer que creía haber conocido a un buen hombre y luego, sólo luego, porque al principio nunca saben, resulta que no lo es. Mamá dice que es una enfermedad de a dos, él y ella. Infectados desde antes el virus se expandió cuando una estúpida se mezcló con un imbécil. Le dicen que a ella la han educado mejor que eso para andar aceptando piraña por pez dorado, y eso la hace sentir un poco orgullosa y algo triste.
Porque al final no sabe nada. Nada tiene sentido en su mente. Y el por qué queda colgando fuera de su alcance. Teme en secreto que algún día le toque a ella.

Anuncios

4 pensamientos en “Miedo

  1. Muchas preguntas que solo tienen una respuesta: Anulación como persona. Es lo que hace el maltratador, anular a la otra persona hasta degradarla a lo más ínfimo, para que no dude, para que aguante, para convertirla en una cucaracha y terminar pisoteándola.

    Me gusta

    • Lastimosamente es cierto pero, por lo menos para alguien de afuera y que gracias al cielo nunca ha vivido una experiencia así, es sólo incomprensible cómo alguien puede durar años y años en ella.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s