Siete hechos

Fandom: Ciudad Mágica (literaturagaycienciaficciónfantástica)

Género: romántico.

hey__let_me_go__chingue_su_madre__coloured__by_thaycvb-d6bzq5nNota: regalo para ThayCVB.

1

Fácil

No era fácil. Dentro de todos los aspectos posibles, tenían sus dificultades. Entre MegaDrop lidiando con sus demonios del pasado y él manteniendo cierta estabilidad en el parque, podían tener discusiones que de última terminaba con ellos imponiendo los roles dados a sus naturalezas combinadas para tener algún sentido de paz entre ellos.

2

Propuesta

La idea se la sacó de unos humanos que decidieron tener su propia declaración en el parque. Se les celebró, Louise salió de su oficina para felicitarles y el parque se llenó de flashes. Pero lo que realmente se quedó con él fue el anillo y lo mucho que se parecía al color que llevaba su niño. A través de la buena mujer jefa del lugar, consiguió un buen par de plata de justo su tamaño. Cuando se lo entregó a MegaDrop este lo miró por un rato y dijo para qué le daba eso. Él vería el collar que no se quitaba ni para dormir y diría “para nada. Me pareció un buen regalo”

3

Cita

Fue idea de Louise. Con eso ya se decía todo. Una nueva manera de tener a la gente informada e interesada en las criaturas, a la vez que hacía una pequeña labor de publicidad para el parque. Los humanos los veían, pero no era nada a lo que no estaban acostumbrados los dos. Lo que les gustó de última fue salir, aunque fuera un grupo compacto de puras torres, a sólo pasear y mirar las vidrieras, asombrándose de los vivos colores que muchas poseían. MegaDrop vio que algunos humanos paseaban de la mano y él siempre supuso que sería una manera de no perderse en la multitud. Intentó el gesto en su Amo y, entrelazados los dedos, curiosamente tranquilos, escucharon a la señorita Louise hablarle de la historia de tan hermosa ciudad.

4

Fuerte

Se lo había dicho a Enigma miles de veces: ni una palabra de lo que le pasaba durante sus sesiones a MegaDrop. Ni una coma. Nada. ¿Por qué?, tenía el descaro de preguntar la torre descarada. ¡Y porque no quería que el pelirrojo comenzara a creer que él tenía problemas, pues obvio! Era el pelirrojo el del inconveniente, de los dramas, el de los demonios por pelear. Él era perro viejo y se aguantaba, pero el otro era joven y mientras menos carga llevara en el futuro, mejor. A lo mejor él te ayuda, sugería su ocasional Amo, quien también era joven. Él se negaba. Porque él quería ser quien lo ayudara, no al revés.

5

¿Cumpleaños?

Era una tradición entre los humanos que MegaDrop nunca había entendido realmente. La gente crecía, eso lo entendía. ¿Pero cuál era la necesidad de celebrarlo si tantos viejos actuaban como niños idiotas y los niños podían ser adultos razonables? Al final era como si nada cambiara. Sin embargo, en cuanto Louise le mencionó que pronto sería el aniversario del día en que GiantDrop llegó al parque, no dudo un segundo en organizar la fiesta. Fue una gran diversión para todos los humanoides. Y mientras veía a su rubio Amo reírse y hablar con otros, creyó que podía comprenderlo mejor. Esas fiestas eran para festejar un antes y un después. Y le daba gracias a lo que fuera que le tocara agradecer que no lo hubiera pasado solo después.

6

Color favorito

El de MegaDrop era el azul. Eso era todo lo que él sabía antes de regresar a su habitación desde la enfermería, luego de sufrir su última recaída energética. Aun así no entendió en qué mierda debió estar pensando GiantDrop para comprarle un set nuevo de plugs, huevos vibradores, pinzas y consoladres, todos del mismo tono azulado.

7

Final

Al final de día, eran parte uno del otro. GiantDrop no podía imaginarse abandonando a su esclavo y MegaDrop no podía (ni quería) pensar en una vida sin su Amo. Las posibilidades estaban en su contra, tuvieron sus bajas y más que un leve toque en el fondo del barril. Pero a pesar de todo, extrañamente, las circunstancias desafortunadas que gobernaron sus vidas durante mucho tiempo ayudaron a formar ese vínculo complicado de entender, obvio para ellos, donde seguían siendo un par de individuos y al mismo tiempo una parte vital del otro. Algunos lo llamaban amor, a ellos no les importaba mientrasestuvieran juntos.

Anuncios

2 pensamientos en “Siete hechos

  1. Esta bien… no está nada mal. Me ha gustado como enfoca las diferencias de edad y al mismo tiempo las que hay entre humanos y humanoides, y sobretodo la curiosidad que sienten ellos frente a ciertas costumbres humanas (por ejemplo pasear tomados de la mano). Incluso la forma en que el mismo GD se ve frente a MD, que es tan joven.

    Me ha encantado mucho, mi Reina… gracias…

    Besos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s