Eva

Género: microcuento, fantástico, terror.

4789680_UKKHIAYKXIIYMONEva

No había ninguna razón para que saliera mal. Era la niña buscada, adorada y a atendida por sus padres. Jamás le faltó nada, cumplía con sus deberes para con la escuela y la casa. Sus compañeros y profesores tenían todos sólo buenas cosas que decir de ella. A nadie le causó problemas mientras crecía. Nada de eso le sirvió a los niños que encontraron en las bolsas enterradas en el patio trasero.

Los padres de ella trataron de hacer de buenos padres y no dejarse dominar por el pánico, pero nada funcionaba. Las súplicas no le cambiaban la cara y la fría lógica sólo traía diatribas deprimentes sobre cómo ninguna vida importaba realmente, no en el gran diseño de las cosas. Hartos, la enviaron lejos. Que fuera el problema de alguien más si ella se negaba tanto a escuchar sus razones.

Años más tarde recibieron la noticia de que se había conseguido un novio allá. La tía con la cual se alojaba dijo que era un muchacho cortés y simpático excelente estudiante en su propio colegio. Por su parte la niña volvía a tener las impecables notas que nunca habían variado a pesar de todo, menos mal. Qué alivio sintieron, como si por fin pudieran respirar en paz tras varios tirones de nervios.

Un tiempo más tarde recibieron noticias directamente de su hija. Decía que sabía que era adoptada y que ya sabía quién era su verdadera familia. Papá sobre todo podía ser tan cariñoso y atento con ella. Alguien que no los conociera bien incluso podría creer que era su novio, sólo porque él lucía un poco más joven de la cuenta y no gracias a cirugías.

Esas fueron las últimas palabras que se supieron de su autoría. Quisieron creer que era una broma, una especie de venganza por haberla enviado lejos, pero nada más alejado de la verdad.

Las noticias del tiroteo en la escuela les perturbaron poco más tarde. El hecho de que fueran varios profesores, incluyendo la directora, y estudiantes los ue portaron las armas, aterrorizando a los que no, por alguna razón se sintió como algo que llevaban tiempo esperando.

No encontraron rastro de Eva por ninguna parte y del novio ni hablar. Tampoco hicieron grandes esfuerzos por encontrarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s